Ginecomastia

Ginecomastia 1000 666 admin

La ginecomastia es un problema habitual que afecta a muchos hombres. Consiste en el desarrollo anormal de la glándula mamaria y puede deberse a diferentes factores como tratamientos farmacológicos o trastornos endocrinos. En algunos casos se trata sólo de un trastorno pasajero, pero en muchos otros es una condición persistente que puede producir cierto malestar psicológico en el paciente. En estos casos es recomendable el tratamiento quirúrgico.

GinecomastiaLa historia clínica del paciente es fundamental para que el cirujano valore si el procedimiento está indicado. Los factores asociados a este trastorno, así como el volumen y el tipo de tejido que presente el paciente, serán claves para determinar el tratamiento conveniente. En cualquiera de los casos la intervención suele durar entre una hora y una hora y media.

En la mayoría de los pacientes que sufren este trastorno existe una predominancia de tejido graso. En estos casos la intervención consiste en una pequeña liposucción, realizada con un equipamiento específico para ginecomastia, mediante pequeñas incisiones en la zona a tratar que con el tiempo resultan imperceptibles. Además, las técnicas empleadas permiten modelar el tejido circundante a las mamas si es preciso.

Existen otros casos menos habituales que presentan tejido glandular mamario, más denso y que no puede eliminarse mediante lipoaspiración como en los otros casos. Para llevar a cabo esta intervención se realiza una incisión en el borde inferior de la areola, a través de la cual se puede acceder al tejido y extraerlo. Ambas cirugías pueden realizarse utilizando una combinación de anestesia local y sedación, dando de alta al paciente una o dos horas después de la intervención.

GinecomastiaNo se trata de una cirugía especialmente dolorosa. Es habitual que los pacientes refieran ciertos molestias durante los primeros días tras la intervención, pero son bien toleradas con los analgésicos prescritos por el cirujano. Durante la primera semana del postoperatorio el paciente debe llevar una prenda que comprima la zona tratada, y es recomendable que siga llevándola durante las semanas siguientes, aunque podrá quitársela de manera ocasional. Los puntos se retirarán a los siete u ocho días tras la intervención.

Los riesgos asociados a esta intervención son prácticamente inexistentes. La complicación descrita más frecuente es el acúmulo de sangre; esto se evita mediante una prenda de compresión o empleando drenajes. Los resultados son altamente satisfactorios para el paciente.

El aspecto resultante es el de un contorno torácico masculino de apariencia totalmente natural. Los beneficios de esta intervención redundan especialmente en el aspecto psicológico del paciente, que elimina el complejo a mostrar el torso y puede volver a elegir libremente la ropa sin sentirse condicionado por este trastorno.

Si quieres saber más sobre la Ginecomastia o pedir cita para que nuestro equipo valore personalmente tu caso puedes contacter con nosotros a través del teléfono 985 220 244, rellenar nuestro formulario de contacto, o consultarnos a través de nuestras redes sociales.

Preferencias de Privacidad

Al visitar nuestro sitio web, este recoge información, a través de cookies, para mejorar y analizar la experiencia del usuario. Aquí puedes desactivarlas si así lo prefieres.

Desactivar Google Analytics
Desactivar Google Fonts
Desactivar Google Maps
Desactivar vídeos incrustados
Política de privacidad
Nuestra web utiliza cookies de terceros para mejorar su experiencia. Puede definir sus preferencias o aceptar su uso.