Rellenos faciales

aumento de labios con ácido hialurónico

Aumento de labios con ácido hialurónico y otras aplicaciones

Aumento de labios con ácido hialurónico y otras aplicaciones 1920 1278 Prisma

Las ventajas del ácido hialurónico

El uso de un material de relleno como el ácido hialurónico está ampliamente extendido en medicina estética. Ello es debido a su carácter versátil y a los óptimos resultados que presenta. En la Clínica Fernández de Cirugía Estética ofrecemos las máximas garantías en intervenciones con  ácido hialurónico en Asturias, gracias a nuestra dilatada experiencia en su aplicación.

De hecho, en el mercado nacional se ofrecen más de 120 clases de productos para su aplicación con fines de relleno con ácido hialurónico. Las diferencias entre ellos estriban fundamentalmente en las distintas técnicas de elaboración. La cualidad fundamental a obtener es el grado de densidad del gel. Esto es de gran importancia a la hora de su aplicación y de permitir una localización idónea en la infiltración así como en la extensión temporal de sus efectos.

Aplicaciones del ácido hialurónico

Entre las distintas aplicaciones del ácido hialurónico en medicina estética podemos destacar 3 en función de su profundidad: La hidratación de la piel dotándola de una apariencia más tersa es la primera. La eliminación de arrugas o la infiltración para suavizar pliegues la segunda. Y la tercera, el aporte de volumen en distintas partes del rostro como labios o pómulos.

El empleo del ácido hialurónico para dar volumen debe realizarse progresivamente. Y en determinadas áreas como los labios hacerlo minuciosamente y con especial cuidado. Esto es imprescindible para conseguir resultados equilibrados, apreciables pero de aspecto natural,

Aumento de labios con ácido hialurónico

Superadas las técnicas arcaicas basadas en inyectar silicona líquida u otros elementos permanentes de origen sintético, el ácido hialurónico se ha impuesto como una solución eficaz y discreta. Afortunadamente hoy en día sus resultados no tienen nada que ver con las  intervenciones de cirugía estética basadas en siliconas que se practicaban años atrás, de uso generalizado entre profesionales de escasa cualificación. El empleo de técnicas inadecuadas y la mala calidad de esos materiales hizo del aumento de labios una operación con mala reputación por sus resultados poco deseables y su escasa estabilidad en el tiempo. Nada que ver con la actualidad, al haberse prohibido el empleo de gran parte de esta clase de rellenos, en beneficio de alternativas mucho más seguras y estables que optimizan las probabilidades de obtener los resultados deseados.

¿Por qué el ácido hialurónico?

Se trata de una molécula presente de manera natural en la piel, tejido subcutáneo, cartílagos y otros tejidos conectivos de las especies animales. Su origen orgánico favorece su reabsorción progresiva por el propio organismo con una disminución gradual de sus efectos y apariencia conseguida a medida que pasa el tiempo. Los resultados pueden resultar visibles durante más de un año, dependiendo del tipo de producto aplicado.

¿Qué posibilidades ofrece para los labios?

Como una de las clínicas pioneras en una aplicación rigurosa en medicina estética del ácido hialuronico en Asturias para aumento de labios somos conscientes de los beneficios de esta técnica. Entre ellos, permite un rejuvenecimiento apreciable de los labios, un mejor perfilado y una proyección más amplia sobre el rostro. Y también resaltar el llamado arco de cupido, reforzar la simetría y dotar al labio de algo más de volumen.

¿Cómo se realiza la intervención?

Se utiliza anestesia local de modo habitual, por tratarse de un área de gran sensibildad. De esta manera podemos evitar cualquier molestia al realizar las infiltraciones de ácido hialurónico. Terminada la intervención, se da un período de ligera inflamación posterior que remite y desaparece completamente pasadas 24 o 36 horas como máximo, siendo excepcional la aparición de los llamados hematomas también temporales y mucho más infrecuentes.

Aumento de pómulos y mentón

La segunda aplicación principal del ácido hialurónico para dar volumen a partes del rostro es la que se realiza sobre los pómulos o el mentón.

¿Cómo se aplica el ácido hialurónico en pómulo y mentón?

Estamos ante un material que hace posible las intervenciones con un amplio margen de seguridad para conseguir los resultados deseados.  Para eso es necesario que tengamos en cuenta sus limitaciones y características en cuanto a densidad del gel. La aplicación ha de ser cuidadosa sin buscar obtener grandes modificaciones de volumen y evitando la sobrecorrección. Por eso el cirujano plástico ha de evaluar minuciosamente la cantidad a aplicar y su localización en función de la estructura facial de cada paciente. Los resultados han de ser naturales y la presencia del relleno pasar inadvertida a simple vista.

¿Hay alguna época más indicada que otra?

Las intervenciones para aplicar ácido hialurónico pueden hacerse en cualquier momento o época del año. Al médico especialista en cirugía estética le corresponderá asesorar sobre la clase de relleno y cantidad apropiada. Conviene tener presente que con estas intervenciones se ha de buscar un resultado natural. Y esto puede implicar más de una sesión para calibrar correctamente el volumen a lograr. Siempre será mejor tener que añadir alguna cantidad de relleno adicional que excederse y comprometer el resultado final.

En Clínica Fernández podemos asesorarle sobre el modo de conseguir los mejores resultados en cuanto aumento de labios con ácido hialurónico o aumento de pómulos con la misma técnica. Confía en una de las clínicas de referencia en aplicación de ácido hialurónico en Asturias.

Bótox barato

Bótox barato: ¿qué hay detrás?

Bótox barato: ¿qué hay detrás? 768 512 admin

El Bótox es el tratamiento de rejuvenecimiento facial más empleado a nivel mundial por su seguridad y buenos resultados. Su capacidad para eliminar de forma temporal las arrugas y prevenir su formación explica que en la última década la demanda de este tratamiento haya aumentado de forma exponencial. Sin embargo, su popularidad ha propiciado la aparición de ofertas engañosas. Estas utilizan como reclamo resultados perfectos a precios muy bajos, lo que llamamos bótox barato.

BÓTOX DE BAJO COSTE, ¿TIENE CONSECUENCIAS?

Con frecuencia detrás de los tratamientos de bajo coste se esconden prácticas fraudulentas habitualmente por parte de profesionales no cualificados o en centros no autorizados que ponen en riesgo los resultados no sólo a corto sino también a largo plazo de esta sustancia.

¿QUÉ DEBEMOS SABER DEL BÓTOX DE USO ESTÉTICO?

El bótox es un medicamento y como tal, su uso y dispensación con fines estéticos está regulado por la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS).

Según la normativa vigente, el bótox únicamente puede ser administrado por médicos con la cualificación adecuada en centros sanitarios autorizados. En ningún caso en centros de belleza, gimnasios o peluquerías.

Un tratamiento de bótox barato, por debajo del coste del producto, es motivo para sospechar que el producto es de mala calidad, no se está empleando con la dosis adecuada o en las zonas de aplicación no autorizadas.

Como explicamos en un post anterior, es importante saber que el bótox de uso estético solo está indicado en el tercio superior de la cara y que una vez reconstituido, debe utilizarse para el tratamiento de un solo paciente durante una sola sesión.

Bótox barato

La aplicación de “mínimas” cantidades en zonas distintas a las autorizadas o la necesidad de “retoques” pueden hacernos pensar que el mismo vial será empleado para varios pacientes.

En esta línea cabe recordar que los intervalos entre tratamientos no deben ser inferiores a tres meses. Está demostrado que la aplicación del bótox con un intervalo inferior al recomendado  es perjudicial. Aumenta la posibilidad de que el organismo forme anticuerpos frente a esta sustancia. Así, reduce o anula su efecto en utilizaciones posteriores.

BÓTOX COREANO

En España la toxina botulínica con fines estéticos se comercializa desde 2004 bajo tres marcas autorizadas por las autoridades sanitarias: Vistabel, Bocouture y Azzalure. Los médicos estéticos deben estar autorizados por el Ministerio de Sanidad y disponer de un depósito de farmacia para poder dispensarlo.

En el mercado es posible encontrar otras referencias de origen asiático, como el “bótox coreano”. Este producto es accesible por internet y más económico que los autorizados. Pero no cumple con las garantías de seguridad y conservación que exigen los organismos sanitarios en España. El precio no debe ser determinante a la hora de elegir dónde realizar un procedimiento estético.

El rejuvenecimiento facial con bótox es un tratamiento que proporciona resultados naturales muy satisfactorios si lo aplica un médico especialista y en la dosis adecuada. Ponte en manos de especialistas. Pide ya tu cita en nuestro centro de Medicina Estética en Asturias.

Decidir entre cirugía estética o tratamiento sin cirugía

Decidir entre cirugía estética o tratamiento sin cirugía

Decidir entre cirugía estética o tratamiento sin cirugía 800 500 admin

Si usted pudiera obtener los resultados de una Cirugía Estética, sin necesidad de pasar por el quirófano, sino realizando un tratamiento estético no invasivo, ¿qué alternativa elegiría?

Lógicamente, cualquier persona elegiría la opción menos invasiva. Esto nos lleva a plantearnos hasta qué punto podemos hoy en día conseguir con la medicina estética, los mismos resultados que con la Cirugía Estética.

Medicina estética VS. cirugía estética

Aunque la Cirugía Estética ha avanzado en los últimos años, todavía son muchos los que prefieren no pasar por el quirófano para hacerse algún retoque estético.

España es el segundo país del mundo donde más tratamientos estéticos se practican. Una tendencia que está creciendo de manera exponencial.

El éxito de estos tratamientos reside en que brindan “soluciones” rápidas contra el envejecimiento cutáneo, minimizando el riesgo y con periodos de recuperación mínimos o nulos para el paciente. Sin embargo, tienen sus limitaciones y conviene conocerlas.

Tratamientos estéticos no invasivos

Actualmente, los tres procedimientos médico-estéticos no invasivos más populares son la toxina botulínica de tipo A, más conocida como Bótox, los rellenos dérmicos y los peelings químicos.

El Bótox bloquea la contracción muscular, atenuando o previniendo la formación de las arrugas asociadas a determinados movimientos faciales. Su acción, por tanto, no es la de rellenar la arruga, sino mejorarla o prevenir que ésta se forme. Su uso puede estar indicado cada 4 ó 5 meses, y una vez que sus efectos pasan, la zona en la que se ha infiltrado recupera su estado previo. Su gran efectividad para reducir las arrugas de expresión en la frente ha permitido disminuir la indicación de otras cirugías (el llamado lifting frontal o coronal) que tienen como finalidad tratar este tipo de arrugas. Es este el único caso en el que, para la mayor parte de cirujanos, un tratamiento no quirúrgico ha ido desplazando a otro que sí lo es; a pesar de la menor duración de los efectos del bótox, su uso se puede repetir indefinidamente.

Cirugía estética o tratamiento sin cirugía

Los rellenos dérmicos, como el ácido hialurónico, consiguen suavizar pliegues cutáneos y arrugas, además de dar volumen a determinadas zonas faciales. Los efectos suelen ser apreciables de 12 a 18 meses tras su aplicación.

Los peelings químicos o resurfacing facial con láser permiten “barrer” la superficie de la piel, ayudando a mejorar las marcas de acné, cicatrices, arrugas finas y algunos tipos de manchas cutáneas.

Lo que tienen en común estos tratamientos, que hoy día suponen el 60 por ciento de la demanda, es que permiten mejorar los primeros signos de envejecimiento y en ocasiones retrasar la necesidad de una cirugía.

No te dejes engañar

Desafortunadamente, se comparan este tipo de procedimientos no invasivos para el rejuvenecimiento facial con una intervención de lifting de cara y cuello. En este sentido, cada vez es mayor la publicidad engañosa que quiere hacer creer que un lifting, pueden sustituirse por un tratamiento estético, cuando los resultados de una cirugía bien realizada son claramente superiores, no siendo comparables ni en su calidad (salvo la mencionada excepción del bótox) ni en su duración.

Estos procedimientos, con o sin cirugía, pueden ser empleados de forma complementaria, ayudando a que los resultados de una cirugía se perfeccionen o  prolonguen en el tiempo, pero en ningún caso pueden ser –al menos por el momento- sustitutivos. Consulte con profesionales que conozcan y realicen de forma habitual tratamientos quirúrgicos y no quirúrgicos de forma que le asesoren de forma apropiada.

Póngase en buenas manos. Solicite su cita en nuestra clínica de medicina estética en Oviedo. Estaremos encantados de atenderle.
Ácido hialurónico y rellenos faciales

Ácido hialurónico y rellenos faciales

Ácido hialurónico y rellenos faciales 648 432 admin

Existen diversos materiales de relleno empleados en rejuvenecimiento facial. Pero sin duda, podríamos decir que el más empleado y el tratamientro estrella es el ácido hialurónico. En el siguiente post os contamos con todo detalle, qué es, cuáles son sus usos y cuáles son sus riesgos. Ácido hialurónico y rellenos faciales ¡la combinación perfecta!

El tratamiento estrella para los rellenos faciales: Ácido Hialurónico

La necesidad de encontrar un material biológico, que no produjese reacciones inmunológicas, de mayor duración que el colágeno y que pudiese ser producido en grandes cantidades, estimuló el desarrollo de los derivados del ácido hialurónico.

El ácido hialurónico es una molécula que se encuentra de forma natural en los tejidos conectivos (piel, tejido subcutáneo, cartílago…) de todas las especies, formando parte de la estructura de dichos tejidos.

Fue descubierto en el año 1934, aunque su uso como material de relleno no comenzó hasta mitad de los años 90. En 1998 se publicaron los resultados del primer análisis histológico de implantes subcutáneos realizados en el antebrazo de cinco mujeres.

La seguridad y polivalencia de este material hacen que se emplee en distintas especialidades médicas con fines no estéticos. Sus propiedades viscoelásticas son útiles cuando se infiltra en articulaciones como la rodilla, disminuyendo la sintomatología asociada al desgaste del cartílago a este nivel, como sucede en las artrosis. También se ha empleado en patologías como la incontinencia urinaria.

¿Para qué otros usos se emplea?

En su estado natural se degrada rápidamente, teniendo una vida media de 1 ó 2 días. Los materiales de relleno derivados del ácido hialurónico se obtienen de manera sintética mediante la producción de moléculas más estables, resultando productos más resistentes a la degradación y por lo tanto más duraderos.

El ácido hialurónico se presenta en forma de gel, habitualmente transparente, que permanece en los tejidos desde unas pocas semanas hasta 18 meses; en cualquier caso son todos ellos productos no permanentes. Actualmente hay comercializados más de cien tipos de ácido hialurónico diferentes con distintas fórmulas de producción, pudiendo variar de forma significativa tanto el comportamiento del producto como el coste final para el paciente. En función de las características del ácido hialurónico y la experiencia del cirujano se emplean en una u otra indicación estética.

Con frecuencia la infiltración de ácido hialurónico se considera como un tratamiento estético complementario asociado a procedimientos quirúrgicos. En cualquier caso su uso debe de realizarse de forma apropiada por profesionales que conozcan tanto la infiltración de este tipo de materiales como las técnicas de cirugía de rejuvenecimiento facial más complejas, de forma que se indique aquella técnica reporte mayor beneficio para cada caso concreto.

Riesgos asociados

Al ser un producto que se encuentra de forma natural en los tejidos de nuestro organismo, las reacciones inmunológicas asociadas a su uso son muy poco frecuentes. Esto ha hecho del ácido hialurónico el material de relleno más utilizado a nivel mundial; sin embargo existen riesgos asociados a su uso que deben de ser conocidos por los pacientes.

1. Las reacciones más frecuentes (entre 1 de cada 10.000 a 1 de cada 20.000 casos) son: hinchazón, hematoma, enrojecimiento, dolor e hipersensibilidad.

2. Otras reacciones menos frecuentes (1 de cada 50.000 casos aproximadamente) incluyen: infección, reacción inflamatoria, cambios de coloración de la piel y nódulos.

Otras reacciones adversas posibles son aún más raras como las lesiones acneiformes, urticaria o dermatitis.

Usos estéticos del ácido hialurónico

Los rellenos faciales con ácido hialurónico consiguen mejorar visiblemente los signos del envejecimiento.

Según las estadísticas de la Sociedad Americana de Cirugía Estética (ASAPS) en el año 2015 se realizaron más de 2 millones de tratamientos con ácido hialurónico, lo que supone un aumento superior al 25% con respecto al año 2014.

Una de las principales características del ácido hialurónico es su capacidad hidrofílica, es decir para atraer y retener agua. En esta propiedad se basan algunos de sus beneficios desde el punto de vista estético.

Éstas son algunas de sus aplicaciones:

  • Mejorar la hidratación cutánea.
  • Suavizar los pliegues cutáneos (como el surco nasogeniano, la comisura bucal o el entrecejo).
  • Aumentar el volumen o mejorar el perfilado de los labios.
  • Aumentar la proyección de los pómulos.
  • Mejorar determinados tipos de ojera.

En nuestro centro realizamos este tipo de tratamientos con ácido hialurónico en Asturias desde hace más de 20 años. A lo largo de este tiempo los doctores de Clínica Fernández han desarrollado trabajos de investigación en el campo de los materiales de relleno que han sido publicados en las revistas internacionales más prestigiosas de la especialidad.

Si necesitas más información sobre rellenos faciales puedes solicitarla a través del formulario de contacto de la página web o de nuestras redes sociales.

Rellenos faciales para mejorar el rostro

Rellenos faciales para mejorar el rostro 1000 665 admin

Los materiales de relleno son productos que se introducen en los tejidos, con la finalidad de corregir defectos de volumen tanto en tejidos blandos como en tejidos óseos.

La mayoría de las especialidades quirúrgicas utilizan estos productos con diferentes propósitos si bien, en las últimas décadas, ha sido dentro del ámbito de la Cirugía Plástica y Estética, donde los materiales de relleno han sido empleados con más frecuencia.

En Cirugía Plástica y Estética la inyección de materiales de relleno se realiza fundamentalmente con fines cosméticos y de rejuvenecimiento, mayoritariamente en mujeres de mediana edad, que desean corregir las arrugas o pliegues de la región perioral, periocular y mejillas, así como para aumentar el volumen en los labios y la región malar.

Los rellenos aportan volumen y permiten mejorar la apariencia de los pliegues asociados al descolgamiento de los tejidos (como los del surco nasogeniano o la comisura bucal), así como de determinadas arrugas de expresión.

La utilización de los rellenos no debe de considerarse como un sustituto de la cirugía, sino más bien un complemento de ésta, ya que los rellenos no tienen la capacidad de elevar los tejidos que han ido descendiendo como consecuencia del tiempo y la gravedad. Los materiales de relleno aportan volumen y pueden permitir retrasar la indicación de una cirugía; sin embargo, si se emplean de forma abusiva, pueden terminar por producir un cambio en la apariencia natural del rostro perdiendo éste sus rasgos originales. La cirugía, como el lifting facial, es el único procedimiento que existe actualmente para elevar y reposicionar los tejidos de la cara. El paciente debe de ponerse en manos de profesionales que conozcan la indicación y la técnica de ambos procedimientos de manera que entienda en qué medida uno otro puede resultarle más beneficioso.

Existen cientos de productos disponibles en el mercado, de diferente naturaleza y duración. Actualmente el material de relleno que más se emplea en el mundo es el ácido hialurónico.

Según las estadísticas de la sociedad americana de Cirugía Estética (ASAPS) en el año 2015 se realizaron más de 2 millones de tratamientos con ácido hialurónico, lo que supone un aumento superior al 25% con respecto al año 2014.

El ácido hialurónico es una molécula que se encuentra de forma natural en los tejidos conectivos de todas las especies. Esto hace que sus derivados no generen reacciones inmunológicas.

El ácido hialurónico puro se degrada rápidamente, teniendo una vida media de 1 ó 2 días. Para obtener derivados de mayor duración debe de ser producido de forma sintética obteniendo materiales que duran entren 3 a 18 meses.

¿Cómo se aplican los rellenos faciales?

Antes de realizar este tipo de tratamiento, es importante que un profesional valore las características faciales del paciente y las áreas en las que está indicada su aplicación. El médico es quien debe aconsejarle sobre la cantidad y el tipo de relleno más indicado para su caso. La clave está en mantener la proporcionalidad de los distintos elementos que componen la cara para obtener un resultado armónico.

En el procedimiento de implantación se emplean agujas muy finas y no suele precisarse anestesia excepto en zonas especialmente sensibles donde puede ser necesaria su utilización de manera que el procedimiento resulte totalmente indoloro.

¿Son los rellenos faciales un tratamiento definitivo?

Los materiales de relleno se integran en el tejido y después de un período de tiempo van siendo absorbidos por el organismo sin dejar ningún resto.

En nuestro centro realizamos este tipo de tratamientos desde hace más de 20 años. A lo largo de este tiempo los doctores de Clínica Fernández han desarrollado trabajos de investigación en el campo de los materiales de relleno que han sido publicados en las revistas internacionales más prestigiosas de la especialidad.

Si necesitas más información sobre rellenos faciales puedes solicitarla a través del formulario de contacto de la página web o de nuestras redes sociales.

Tratamientos faciales sin cirugía en el verano

Tratamientos faciales sin cirugía en el verano 1000 589 admin

Durante el verano son muchos los pacientes que buscan rejuvenecer su aspecto, bien sea mediante una cirugía o realizando alguno de los tratamientos no quirúrgicos disponibles. En nuestro post de hoy hablaremos de éstos últimos.

Los tratamientos no quirúrgicos tienen un período de recuperación mínimo o nulo, sin alterar nuestros planes vacacionales. Permiten mejorar nuestro aspecto de forma apreciable pero con un resultado natural en una época en la que se mantiene una mayor actividad social.

Muchos de los tratamientos sin cirugía son perfectamente compatibles con las actividades desarrolladas durante esta estación, pero no todos: algunos sólo se indican cuando las horas de exposición solar disminuyen.


  • El láser de resurfacing facial, los peelings o los tratamientos despigmentantes deben de evitarse ya que aumentan la sensibilidad de la piel a la radiación solar y, en consecuencia, aumentan el riesgo de aparición de manchas cutáneas, difíciles de eliminar posteriormente.
  • La infiltración del Plasma Rico en Plaquetas (PRP), la rehidratación cutánea, los rellenos de ácido hialurónico o la toxina botulínica pueden ser realizados sin riesgo para la piel durante el verano.

Revitalización cutánea

Recuperar la elasticidad y la luminosidad de la piel son los objetivos de los procedimientos utilizados para revitalizar la piel sin cirugía. La revitalización cutánea puede obtenerse mediante estimulación tisular con Plasma Rico en Plaquetas o la Rehidratación Cutánea mediante inyecciones de ácido hialurónico.

El doctor Sergio Fernández Cossío, de Clínica Fernández, explica en este vídeo el tratamiento PRP.


Rellenos faciales

Los rellenos faciales mejoran de forma segura y efectiva las arrugas y pliegues de la piel en la zona del surco nasogeniano, la comisura bucal o el entrecejo. La infiltración de productos de relleno también se utiliza para mejorar el perfil o el volumen de los labios.

Aunque existen diferentes materiales de relleno el más común es el ácido hialurónico. En el año 2015 se realizaron más de 2 millones de tratamientos con ácido hialurónico, según los datos de la Sociedad Americana de Cirugía Estética (ASAPS).

Bótox

Las infiltraciones de bótox son el tratamiento estético complementario más empleado en el mundo por su seguridad y buenos resultados. Este procedimiento busca relajar la expresión, atenuando las arrugas o previniendo la formación de arrugas asociadas a determinados movimientos.

En Clínica Fernández realizamos este tipo de tratamientos bajo supervisión médica y nuestro criterio estético está avalado por 30 años de experiencia en el sector. Si necesitas más información sobre rellenos faciales puedes solicitarla a través del formulario de contacto de la página web o de nuestras redes sociales.

La seguridad en los rellenos dérmicos

La seguridad en los rellenos dérmicos 1000 832 admin

Existen distintas especialidades médicas en las que se emplean materiales de relleno. Pero en las últimas décadas ha sido en el campo de la Cirugía Plástica y Estética donde su uso se ha visto potenciado y por tanto también su investigación y desarrollo.

El incremento en la demanda de procedimientos no quirúrgicos con sustancias de relleno inyectables para el rejuvenecimiento facial, ha impulsado la aparición de nuevos productos para su uso con fines estéticos. Hoy en día existe una amplia gama de materiales agrupados en distintas clasificaciones según su origen, duración o técnica requerida para su implantación. Estos productos deben cumplir unas características que los hagan apropiados como materiales de relleno.

¿Son seguros los rellenos dérmicos?

Los organismos responsables del control y autorización de los materiales de relleno son, en Estados Unidos la FDA (Food and Drug Administration), y en Europa la Notified Bodies of the European Community. Este último es el responsable de asignar la marca CE a todos aquellos productos que cumplan los criterios de seguridad establecidos por las diferentes directivas de la comunidad europea.

En España, la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios del Ministerio de Sanidad (AEMPS) es la encargada de garantizar la calidad, seguridad, eficacia y correcta información de los medicamentos y productos sanitarios existentes en el mercado. A través de https://www.aemps.gob.es/productosSanitarios/prodSanitarios/docs/listados-PS/relacion-implantes-relleno.pdf se puede consultar una relación actualizada a 30 de abril de 2017 de productos implantables para relleno tisular destinados a ser introducidos mediante inyección, aguja u otro sistema de aplicación, que poseen el marcado CE, pudiendo, por tanto, distribuirse y utilizarse en España. La AEMPS se encarga además, de dar a conocer la presencia de productos falsificados que por tanto suponen un riesgo para la salud pública.

El listado incorpora en torno a 175 tipos de materiales actualmente en comercialización, de los que unos 140 tienen en su composición ácido hialurónico. La lista incluye además un total de 182 materiales que han dejado de comercializarse, algunos de ellos por no cumplir con los requisitos de seguridad requeridos.

¿Cuán es la función de los rellenos dérmicos?
La función de un material de relleno es la de restaurar o modificar el volumen tanto de los tejidos blandos (tejido subcutáneo) como de los denominados tejidos duros (hueso). La mayoría de los rellenos dérmicos tienen un efecto temporal, ya que contienen materiales que el cuerpo absorbe con el tiempo. Algunos de los materiales de relleno más destacados que se emplean hoy en día son:

Ácido hialurónico, un material en forma de gel que el organismo produce de manera natural. Según los datos aportados por la Sociedad Americana de Cirugía Plástica y Estética, más del 85% de los rellenos empleados contienen ácido hialurónico o derivados de éste.
-Hidroxiapatita de calcio, un material de tipo mineral que se encuentra como componente del hueso.
-Ácido poliláctico (PLA): una sustancia sintética biodegradable y biológicamente compatible.
-Poliacrilamida: un material de origen sintético y considerado semipermanente o de muy larga duración.
-Otros materiales de relleno contienen polidioxanona (empleada en hilos de suspensión) o la policaprolactona sintética.

Por el contrario de lo que en ocasiones se cree, la presencia de productos que contienen colágeno es testimonial, no empleándose como material de relleno prácticamente nunca. La silicona, como material inyectable, no está autorizada en nuestro país.

Por tanto, el material de relleno que más se utiliza en el mundo es el ácido hialurónico, por su compatibilidad con el organismo, facilidad de aplicación y buenos resultados. Existen multitud de presentaciones en función de su origen y forma de producción. Las características del producto empleado y su técnica de aplicación determinan el tipo de resultado y la duración del mismo. De ahí la importancia de confiar sólo en profesionales acreditados, que conozcan los productos aprobados, su indicación y su técnica de implantación. El médico especialista es quien debe aconsejarle sobre la cantidad y el tipo de relleno más indicado para su caso.

Póngase en buenas manos y acuda a Clínica Fernández. Somos expertos en ácido hialurónico en Asturias. Pida ya su cita sin compromiso en el 985 220 244.

Retoques estéticos que no necesitan cirugía

Retoques estéticos que no necesitan cirugía 800 534 admin

Actualmente existen tratamientos faciales que, sin necesidad de recurrir al quirófano, permiten rejuvenecer nuestro aspecto, actuando sobre problemas específicos asociados al paso del tiempo.

Los efectos son visibles desde la primera sesión y, tras un periodo de recuperación mínimo o nulo, el paciente puede restablecer su actividad con total normalidad.

Son técnicas mínimamente invasivas que se indican con carácter general en tres circunstancias:
-Para tratar determinados signos de envejecimiento ya presentes.
-De forma preventiva, evitando o reduciendo al máximo la aparición de determinadas arrugas y pliegues.
-De forma complementaria a procedimientos quirúrgicos.

1.-Pliegues en surco nasogeniano o comisuras bucales / Mejillas con falta de volumen/ Labios poco llenos:
Para todos estos casos el tratamiento más efectivo y seguro es el ácido hialurónico. Este gel trasparente con propiedades hidrofílicas y presente de forma natural en nuestro organismo, se emplea para aumentar el volumen en determinadas zonas faciales. Se comercializa bajo multitud de densidades y formatos, variando significativamente tanto el resultado como la duración del volumen que aporta. Con este material se puede añadir volumen en determinadas zonas faciales de forma progresiva, según las necesidades del paciente. Hay áreas en las que hay que actuar con mayor cuidado, como los labios, para obtener un resultado natural. El objetivo debe ser una mejoría apreciable pero discreta.

2.-Manchas / Verrugas / Arrugas periorales:
Determinados tipos de tumoraciones y manchas cutáneas pueden ser eliminadas tratándolas con láser. Por ejemplo las manchas con aspecto “café con leche” de carácter benigno que presentan muchas personas asociadas a la edad y la exposición solar. Otras lesiones como las queratosis seborreicas o algunos tipos de lunares también pueden ser tratados con láser. El cirujano le indicará en cuáles de ellas se puede emplear este procedimiento o si se requiere su eliminación quirúrgica.

Las arrugas presentes en el labio superior (el llamado “código de barras”) y zona del mentón mejoran de forma significativa o llegan a desparecer con un resurfacing facial con láser. El láser induce un proceso de regeneración o reepitelización cutánea que permite mejorar de forma significativa esta zona de la cara.

Aunque los tratamientos con láser son de carácter ambulatorio (no requieren ingreso) y no precisan cuidados postoperatorios complejos, conviene que su evolución sea controlada por el cirujano.

3.-Líneas de expresión:
La aparición de líneas de expresión, localizadas en la frente o alrededor de los ojos, viene determinada por distintos factores como el tipo de piel, la exposición solar o antecedentes familiares, pero también por la tendencia a realizar algunos gestos.

Las infiltraciones de toxina botulínica o Bótox están indicadas para reducir la contracción de ciertos músculos faciales, suavizando las arrugas asociadas a la expresión. Es un tratamiento con el que se consiguen grandes resultados en este tipo de arrugas, siendo el procedimiento no quirúrgico de tipo estético más empleado a nivel mundial. Con este tratamiento se consigue un rostro de aspecto más relajado sin perder la expresión natural de la cara.

4.-Pérdida de elasticidad y tono apagado de la piel de la cara:

Factores ambientales como el sol o la sequedad favorecen la deshidratación de la piel, lo que hace que ésta se muestre opaca y sin elasticidad.
Una técnica novedosa para mejorar la calidad de la piel es la bioestimulación tisular mediante infiltraciones de plasma rico en plaquetas. Este procedimiento permite obtener y aislar los factores de crecimiento presentes en las plaquetas del paciente, que posteriormente son utilizados para estimular el metabolismo celular de la piel y favorecer su regeneración. Este tratamiento se complementa con microinfiltraciones intradérmicas de ácido hialurónico que ayudan a restablecer el balance hídrico de la piel de la cara.

En determinados casos, como aquellos en los que el paciente presenta una piel grasa, la utilización de peelings químicos son muy efectivos, mejorando de forma significativa el aspecto de la piel, aportando un aspecto saludable y con una clara mejoría tanto del tono como el brillo cutáneos.

Volumen con ácido hialurónico: labios y pómulos

Volumen con ácido hialurónico: labios y pómulos 784 523 admin

El ácido hialurónico es, por su versatilidad y buenos resultados, uno de los materiales de relleno más empleados en medicina estética.

En España existen comercializados más de 120 tipos de productos de relleno compuestos de ácido hialurónico variando las características de cada uno de ellos en función de la tecnología empleada en su fabricación. De todas estas características la más destacada es la densidad del gel que se obtiene, siendo un elemento que determina tanto la localización adecuada para su infiltración como la duración de su efecto.

La profundidad de aplicación permite distintos efectos: mejorar el aspecto de la piel, hidratándola, corregir arrugas y pliegues o dar volumen a determinadas estructuras faciales.

Cuando el objetivo es aportar volumen, esto debe hacerse de forma progresiva. Hay áreas en las que hay que actuar con mayor cuidado, como los labios, para obtener un resultado natural. El objetivo debe ser una mejoría apreciable pero discreta.

Aumento de labios

Hace décadas se empleaban en el aumento de labio las inyecciones de silicona líquida u otros materiales sintéticos permanentes. La generalización de su uso por profesionales no cualificados, mediante técnicas erróneas y con productos de baja calidad, hizo que los resultados no fuesen los deseables y su evolución poco predecible en el tiempo. En la actualidad está prohibido el uso de la mayor parte de este tipo de rellenos. Existen alternativas más seguras con las que se incrementan las probabilidades de obtener un buen resultado.

El ácido hialurónico es una molécula que se encuentra de forma natural en los tejidos conectivos (piel, tejido subcutáneo, cartílago…) de todas las especies. Esto hace que el cuerpo la reabsorba progresivamente, por lo que sus resultados son temporales. En función del producto empleado varía la duración de los resultados pero suelen ser visibles más de un año.

Tras nuestra larga experiencia en ácido hialuronico en Asturias, sabemos que mediante éste se consigue rejuvenecer el labio, perfilarlo, darle una mayor proyección, marcar el arco de cupido, corregir asimetrías o simplemente añadir un poco más de volumen.

Al ser una zona especialmente sensible, el aumento de labios con infiltraciones de ácido hialurónico se realiza habitualmente empleando anestesia local. Lo más frecuente es que exista una ligera inflamación de la zona que desaparece por completo en las 24-36 horas después del tratamiento. La aparición de lo que se denomina comúnmente “hematoma” es menos frecuente.

Aumento de pómulos y mentón

Otro de los usos del ácido hialurónico en la zona facial es su aplicación en áreas como los pómulos o el mentón para dar volumen.

Hay que evitar los cambios bruscos y la sobrecorrección. Tanto la cantidad empleada como la ubicación correcta del relleno varían según las características de la cara del paciente. El ácido hialurónico es un material que permite trabajar con un margen de seguridad alto si se conocen sus limitaciones. Este producto se integra en el tejido en el que se inyecta y su localización pasa inadvertida a simple vista.

Después de un período de tiempo, habitualmente superior a 12 meses, va siendo absorbido por el organismo.

Los rellenos con ácido hialurónico se pueden realizar en cualquier época del año. Tras una valoración, el médico especialista debe aconsejarle qué tipo de relleno y qué cantidad es la indicada. El objetivo es lograr un aspecto natural por lo que, para obtener el resultado deseado, puede ser necesario más de una sesión: siempre es mejor añadir que comprometer el resultado final por emplear un volumen mayor del necesario.

En nuestra clínica de cirugía y estética en Asturias, estudiaremos y asesoraremos de manera personalizada su caso.

ÁCIDO HIALURÓNICO EN ASTURIAS

Preferencias de Privacidad

Al visitar nuestro sitio web, este recoge información, a través de cookies, para mejorar y analizar la experiencia del usuario. Aquí puedes desactivarlas si así lo prefieres.

Desactivar Google Analytics
Desactivar Google Fonts
Desactivar Google Maps
Desactivar vídeos incrustados
Política de privacidad
Nuestra web utiliza cookies de terceros para mejorar su experiencia. Puede definir sus preferencias o aceptar su uso.