Reducción mamaria

Mastoplastia de reducción

Los senos se consideran uno de los elementos más importantes de la belleza femenina. Existen condicionantes sociales y culturales en relación con las proporciones, el tamaño y la configuración del pecho femenino; no deben sin embargo de obviarse las repercusiones físicas y psicológicas de un pecho excesivamente voluminoso..

La hipertrofia mamaria es una afección que puede darse desde la pubertad, variando las características del tejido mamario en función de la edad de la paciente. La hipertrofia mamaria condiciona el uso de ropa, la actitud en sociedad y el grado de actividad física de los pacientes. Además pueden manifestarse trastornos de la espalda como dolor y posiciones anómalas de la columna vertebral. La cirugía de reducción mamaria pretende adecuar el tamaño de la mama a los requerimientos estéticos y funcionales de la paciente.

Procedimiento

Las técnicas descritas a la hora de realizar una reducción mamaria son múltiples. La finalidad de todas ellas es reducir el volumen mamario y elevar la posición de la areola y el pezón.

La técnica empleada dependerá de las características de la mama: volumen, altura y posición a la que se encuentran la areola y el pezón, tipo de piel o distancia de la areola mamaria hasta el esternón.

La posición y longitud de las cicatrices viene determinada por el procedimiento que se realiza: puede limitarse a una cicatriz alrededor de la areola con una prolongación inferior hasta el pliegue mamario o requerir además una cicatriz a lo largo de dicho surco. En cualquiera de estas circunstancias la cicatriz resultante es una línea disimulable con facilidad y perfectamente tolerada por las pacientes en las que está indicada este tipo de cirugía.

Clínica Fernández

Cirugía estética y plástica

¿Qué procedimiento seguimos?

Todo lo que necesita saber

Casos Reales

Con una reducción mamaria se pretende no sólo disminuir el volumen del pecho, sino también elevar la posición de la areola. La presencia de un tejido mamario descendido y con un volumen desproporcionado puede dar a la mama un aspecto que no se corresponde con la edad de la paciente.

Casos Reales

Cuando las mamas tienen un volumen excesivo, suponen no solo un problema estético sino también funcional. Una cicatrices con evolución normal, que terminan siendo muy poco perceptibles, compensan con creces la mejoría en la calidad de vida  para las pacientes.

Casos Reales

Es frecuente que las areolas en unas mamas grandes sean también grandes. Con una mamoplastia de reducción se consigue reducir su tamaño, adecuándolo al volumen final del pecho.

Casos Reales

En ocasiones las pacientes que se someten a una reducción de mamas desean un pecho de pequeño volumen. Esto no impide el que se obtenga un resultado de apariencia totalmente natural.

NOTICIAS RELACIONADAS

PIDA YA
SU CITA

PIDA YA SU CITA

PREGUNTAS
FRECUENTES

  • Disminución de la sensibilidad de los pezones o de algunas áreas cutáneas (lo más habitual es que sean de carácter temporal). Alteraciones en la capacidad de lactancia: en condiciones normales las mujeres que han sido sometidas a esta intervención pueden realizar una lactancia normal. En ocasiones, sin embargo, esta capacidad puede verse disminuida debido a modificaciones en el funcionamiento de los conductos galactóforos.

    Cicatrización anómala: sin bien lo más frecuente es que las cicatrices sean satisfactorias, en ocasiones, y por causas no bien conocidas, las cicatrices pueden ser más evidentes de lo normal, precisándose entonces tratamiento médico específico o incluso cirugía de revisión de las mismas.

    Retardo en la cicatrización: no es infrecuente que a lo largo de las primeras semanas haya pequeñas zonas que tarden más en cicatrizar, por aperturas mínimas en la zona de la incisión, requiriéndose la realización de curas hasta su cierre definitivo. Son muy infrecuentes sin embargo la presencia de necrosis cutáneas o la dehiscencia o apertura de las heridas de mayor grado que retarden el cierre de las incisiones.

  • Lo más habitual es que las cicatrices resultantes de la intervención se sitúen alrededor de la areola, desde la areola hasta el surco mamario y una horizontal a lo largo del surco de la mama (en forma de T invertida). En algunos casos es suficiente con realizar incisión alrededor de la areola y desde la areola al surco (Técnica de incisión vertical).

  • La mayoría de las pacientes se sienten muy satisfechas con el resultado de las cicatrices, si bien no se puede garantizar que la calidad de las mismas sea igual en todas las personas, ya que existen factores individuales que determinan la respuesta de los tejidos. También hay que saber que, aunque las cicatrices nunca llegan a desparecer totalmente, cuanto más tiempo pase desde la intervención, éstas se irán haciendo menos visibles.

  • Es importante que, como en la mayor parte de las cirugías, no tome aspirina o cualquier medicamento que contenga ácido acetilsalicílico. El tabaco es un factor determinante en la evolución de este tipo de intervenciones, por lo que, las mujeres que fumen habitualmente deben de abstenerse de hacerlo o restringirlo al máximo al menos dos semanas antes de la cirugía.

  • La reducción de mamas no es una cirugía dolorosa y las molestias asociadas se pueden tratar con calmantes habituales. La paciente es dada de alta con un sujetador que deberá de mantener sin quitarse durante una semana, debajo del sujetador llevará colocadas unas gasas protegiendo la zona de las incisiones. La segunda semana se le quitarán las gasas y podrá retirar el sujetador para la ducha. Al final de la segunda semana se retiran los puntos.

  • En condiciones normales, una paciente que realice un trabajo físicamente poco demandante, como el trabajo en una oficina, podrá reincorporarse al cabo de dos o tres días. Si se requiere un esfuerzo físico mayor, es aconsejable disponer de una o dos semanas.

  • Las pacientes que tienen problemas de tipo funcional, como dolores de espalda y cuello por posturas inadecuadas, notarán una mejoría inmediata debido a la pérdida del excesivo volumen de la mama. La mejoría estética en cuanto a la forma y tamaño de las mamas proporciona un alto grado de satisfacción a las pacientes que se someten a esta intervención.

Preferencias de Privacidad

Al visitar nuestro sitio web, este recoge información, a través de cookies, para mejorar y analizar la experiencia del usuario. Aquí puedes desactivarlas si así lo prefieres.

Desactivar Google Analytics
Desactivar Google Fonts
Desactivar Google Maps
Desactivar vídeos incrustados
Política de privacidad
Nuestra web utiliza cookies de terceros para mejorar su experiencia. Puede definir sus preferencias o aceptar su uso.