Bótox

Tratamiento antiarrugas

Es el tratamiento estético complementario más empleado en el mundo por su seguridad y buenos resultados. Con este procedimiento se busca relajar la expresión, atenuando o previniendo la formación de las arrugas asociadas a determinados movimientos faciales. La aplicación debe realizarse de forma selectiva sobre un determinado músculo o una parte del mismo de forma que se obtenga un resultado natural.

Procedimiento

Consiste en la infiltración superficial de dosis pequeñas de una proteína natural. Esta proteína actúa relajando la musculatura tratada, como la del entrecejo. Su acción por tanto no es la de rellenar la arruga sino mejorarla o prevenir que ésta se forme. El tratamiento no es doloroso, por lo que no es necesario emplear anestesia. La duración del tratamiento es muy breve (unos 15-30 minutos). Habitualmente no queda ninguna marca del tratamiento por lo que se puede incorporar a la actividad diaria de forma prácticamente inmediata.

Clínica Fernández

Cirugía estética y plástica

¿Qué procedimiento seguimos?

Todo lo que necesita saber

Casos Reales

La relajación de determinados músculos en la zona del tercio superior de la cara permite reducir las arrugas de expresión en esta área. Suavizar el entrecejo o elevar ligeramente la cola de la ceja son algunos de los efectos de este tratamiento. Las denominadas “patas de gallo” o las arrugas de la frente también pueden reducirse mediante la aplicación del bótox. Todo ello permite dar a la mirada un aspecto más rejuvenecido y descansado.

NOTICIAS RELACIONADAS

PIDA YA
SU CITA

PIDA YA SU CITA

PREGUNTAS
FRECUENTES

  • Consiste en la infiltración superficial de dosis pequeñas de una proteína natural. Esta proteína actúa relajando la musculatura tratada, como la del entrecejo. Su acción por tanto no es la de rellenar la arruga sino mejorarla o prevenir que esta se forme.

  • De 4 a 6 meses es el tiempo que tarda el organismo en reabsorber el producto. Aunque existen variaciones individuales, al repetir su aplicación la duración del efecto se prolonga. Inicialmente puede estar indicado su uso cada 4 ó 5 meses pero habitualmente y a partir del segundo año, se emplea cada 6 meses.

  • La musculatura recupera totalmente la movilidad previa el tratamiento, pero no implica un empeoramiento de las arrugas con respecto al estado previo.

  • Aunque la percepción del dolor varía en cada individuo, para la aplicación del bótox se emplean agujas muy finas por lo que es bien tolerada y no requiere aplicar anestésicos.

  • Sus efectos empiezan a ser apreciables a los 4 ó 5 días. Después de 15 días se puede considerar que se ha obtenido la acción completa. Al aplicarse de forma selectiva se obtiene un aspecto relajado sin perder la expresividad natural de la cara.

  • Pueden aparecer pequeños morados en alguno de los puntos de infiltración. Se disimulan fácilmente con maquillaje y duran pocos días. No requiere pruebas de alergia y no tiene efectos sistémicos.

Preferencias de Privacidad

Al visitar nuestro sitio web, este recoge información, a través de cookies, para mejorar y analizar la experiencia del usuario. Aquí puedes desactivarlas si así lo prefieres.

Desactivar Google Analytics
Desactivar Google Fonts
Desactivar Google Maps
Desactivar vídeos incrustados
Política de privacidad
Nuestra web utiliza cookies de terceros para mejorar su experiencia. Puede definir sus preferencias o aceptar su uso.