Ginecomastia

Reducción de mamas en hombres

La presencia de tejido mamario en el hombre puede estar determinado por múltiples factores algunos de ellos pasajeros. La pubertad, diversos tratamientos farmacológicos y la existencia de trastornos endocrinos… pueden ser causantes de esta condición. Cuando se convierte en un trastorno persistente, en muchas ocasiones ligado a malestar psíquico, está indicado el tratamiento mediante cirugía estética. Elegir libremente la ropa, mejorar la actividad física o eliminar el complejo a mostrar el torso desnudo, son algunos de los objetivos de esta intervención.

Procedimiento

En la mayor parte de los casos, cuando lo que predomina es tejido graso, la intervención se realiza mediante liposucción de la zona con instrumental específico para ginecomastia. Para ello se emplean pequeñas incisiones que terminan por resultar imperceptibles. Esta técnica también permite remodelar el tejido circundante si es preciso. Existen algunos casos, poco frecuentes, en los que existe tejido glandular mamario. Este tejido es más denso, suele localizarse detrás de la areola y puede no ser eliminado mediante lipoaspiración. En estos casos se realiza una incisión en el borde inferior de la areola que permita acceder al tejido y extraerlo. Cualquiera de los dos procedimientos puede realizarse mediante anestesia local y sedación, por lo que el paciente es dado de alta al cabo de una o dos horas tras la cirugía.

Clínica Fernández

Cirugía estética y plástica

¿Qué procedimiento seguimos?

Todo lo que necesita saber

Casos Reales

La intervención de corrección de la ginecomastia permite reducir el volumen en la zona pectoral dando al tórax un aspecto más masculino. Con las técnicas empleadas, la retracción de la piel permite además una disminución en el diámetro de la areola.

Casos Reales

En ocasiones el aspecto que se desea corregir se limita a un pequeño abultamiento en la zona de la areola. Esto puede deberse a la presencia de un tejido más denso de lo habitual, que puede extraerse igualmente mediante incisiones mínimas.

Casos Reales

Hay pacientes que, aun teniendo un músculo pectoral desarrollado con el ejercicio habitual, desean aumentar la definición del torso. Esto puede lograrse mediante una cirugía de corrección de ginecomastia.

Casos Reales

El acúmulo de tejido graso y/o mamario en la zona de la mama, puede originar incomodidad para mostrar el torso o para llevar determinadas prendas de vestir. Con la cirugía de ginecomastia se logran resultados naturales y muy satisfactorios para los pacientes.

NOTICIAS RELACIONADAS

PIDA YA
SU CITA

PIDA YA SU CITA

PREGUNTAS
FRECUENTES

  • Una historia clínica individualizada permite valorar por parte del cirujano la indicación del procedimiento. La búsqueda de factores asociados a la ginecomastia y el tipo de tejido presente permiten establecer el tratamiento a seguir.

  • Existen diversos procedimientos para la corrección de la ginecomastia, dependiendo del volumen y del tipo de tejido presente en la mama. En la mayor parte de los casos se consigue solucionar mediante lipoescultura, a través de incisiones mínimas, aspirando las zonas a tratar y moldeando los tejidos circundantes. Este tratamiento se realiza cuando predomina el tejido graso. En ocasiones es preciso realizar una incisión mayor en la zona de la areola para extraer el tejido mamario que se localiza por detrás de la misma.

  • Entre una hora y una hora y media, según el procedimiento.

  • Habitualmente se realiza con anestesia local y sedación, siendo dado de alta el paciente tras la intervención. También se puede realizar con anestesia general.

  • Durante unos días el paciente llevará una prenda adaptable que comprime la zona tratada. Se utilizará de forma continuada la primera semana y posteriormente se aconseja llevarla durante varias semanas, pudiendo quitarla de forma ocasional. Los puntos se retiran al cabo de 7 u 8 días.

  • No es una cirugía dolorosa. Es normal tener molestias los primeros días, pero se evitan con la toma de analgésicos.

  • La inflamación forma parte del proceso evolutivo normal de la cirugía. El acúmulo de sangre en la zona tratada es un riesgo poco probable que de forma excepcional puede requerir drenaje de la zona.

  • Recuperar un contorno torácico de aspecto masculino y apariencia totalmente natural es el resultado que se consigue con esta cirugía.

Preferencias de Privacidad

Al visitar nuestro sitio web, este recoge información, a través de cookies, para mejorar y analizar la experiencia del usuario. Aquí puedes desactivarlas si así lo prefieres.

Desactivar Google Analytics
Desactivar Google Fonts
Desactivar Google Maps
Desactivar vídeos incrustados
Política de privacidad
Nuestra web utiliza cookies de terceros para mejorar su experiencia. Puede definir sus preferencias o aceptar su uso.