Revitalización Cutánea

Decidir entre cirugía estética o tratamiento sin cirugía

Decidir entre cirugía estética o tratamiento sin cirugía

Decidir entre cirugía estética o tratamiento sin cirugía 800 500 admin

Si usted pudiera obtener los resultados de una Cirugía Estética, sin necesidad de pasar por el quirófano, sino realizando un tratamiento estético no invasivo, ¿qué alternativa elegiría?

Lógicamente, cualquier persona elegiría la opción menos invasiva. Esto nos lleva a plantearnos hasta qué punto podemos hoy en día conseguir con la medicina estética, los mismos resultados que con la Cirugía Estética.

Medicina estética VS. cirugía estética

Aunque la Cirugía Estética ha avanzado en los últimos años, todavía son muchos los que prefieren no pasar por el quirófano para hacerse algún retoque estético.

España es el segundo país del mundo donde más tratamientos estéticos se practican. Una tendencia que está creciendo de manera exponencial.

El éxito de estos tratamientos reside en que brindan “soluciones” rápidas contra el envejecimiento cutáneo, minimizando el riesgo y con periodos de recuperación mínimos o nulos para el paciente. Sin embargo, tienen sus limitaciones y conviene conocerlas.

Tratamientos estéticos no invasivos

Actualmente, los tres procedimientos médico-estéticos no invasivos más populares son la toxina botulínica de tipo A, más conocida como Bótox, los rellenos dérmicos y los peelings químicos.

El Bótox bloquea la contracción muscular, atenuando o previniendo la formación de las arrugas asociadas a determinados movimientos faciales. Su acción, por tanto, no es la de rellenar la arruga, sino mejorarla o prevenir que ésta se forme. Su uso puede estar indicado cada 4 ó 5 meses, y una vez que sus efectos pasan, la zona en la que se ha infiltrado recupera su estado previo. Su gran efectividad para reducir las arrugas de expresión en la frente ha permitido disminuir la indicación de otras cirugías (el llamado lifting frontal o coronal) que tienen como finalidad tratar este tipo de arrugas. Es este el único caso en el que, para la mayor parte de cirujanos, un tratamiento no quirúrgico ha ido desplazando a otro que sí lo es; a pesar de la menor duración de los efectos del bótox, su uso se puede repetir indefinidamente.

Cirugía estética o tratamiento sin cirugía

Los rellenos dérmicos, como el ácido hialurónico, consiguen suavizar pliegues cutáneos y arrugas, además de dar volumen a determinadas zonas faciales. Los efectos suelen ser apreciables de 12 a 18 meses tras su aplicación.

Los peelings químicos o resurfacing facial con láser permiten “barrer” la superficie de la piel, ayudando a mejorar las marcas de acné, cicatrices, arrugas finas y algunos tipos de manchas cutáneas.

Lo que tienen en común estos tratamientos, que hoy día suponen el 60 por ciento de la demanda, es que permiten mejorar los primeros signos de envejecimiento y en ocasiones retrasar la necesidad de una cirugía.

No te dejes engañar

Desafortunadamente, se comparan este tipo de procedimientos no invasivos para el rejuvenecimiento facial con una intervención de lifting de cara y cuello. En este sentido, cada vez es mayor la publicidad engañosa que quiere hacer creer que un lifting, pueden sustituirse por un tratamiento estético, cuando los resultados de una cirugía bien realizada son claramente superiores, no siendo comparables ni en su calidad (salvo la mencionada excepción del bótox) ni en su duración.

Estos procedimientos, con o sin cirugía, pueden ser empleados de forma complementaria, ayudando a que los resultados de una cirugía se perfeccionen o  prolonguen en el tiempo, pero en ningún caso pueden ser –al menos por el momento- sustitutivos. Consulte con profesionales que conozcan y realicen de forma habitual tratamientos quirúrgicos y no quirúrgicos de forma que le asesoren de forma apropiada.

Póngase en buenas manos. Solicite su cita en nuestra clínica de medicina estética en Oviedo. Estaremos encantados de atenderle.

Tratamientos faciales sin cirugía en el verano

Tratamientos faciales sin cirugía en el verano 1000 589 admin

Durante el verano son muchos los pacientes que buscan rejuvenecer su aspecto, bien sea mediante una cirugía o realizando alguno de los tratamientos no quirúrgicos disponibles. En nuestro post de hoy hablaremos de éstos últimos.

Los tratamientos no quirúrgicos tienen un período de recuperación mínimo o nulo, sin alterar nuestros planes vacacionales. Permiten mejorar nuestro aspecto de forma apreciable pero con un resultado natural en una época en la que se mantiene una mayor actividad social.

Muchos de los tratamientos sin cirugía son perfectamente compatibles con las actividades desarrolladas durante esta estación, pero no todos: algunos sólo se indican cuando las horas de exposición solar disminuyen.


  • El láser de resurfacing facial, los peelings o los tratamientos despigmentantes deben de evitarse ya que aumentan la sensibilidad de la piel a la radiación solar y, en consecuencia, aumentan el riesgo de aparición de manchas cutáneas, difíciles de eliminar posteriormente.
  • La infiltración del Plasma Rico en Plaquetas (PRP), la rehidratación cutánea, los rellenos de ácido hialurónico o la toxina botulínica pueden ser realizados sin riesgo para la piel durante el verano.

Revitalización cutánea

Recuperar la elasticidad y la luminosidad de la piel son los objetivos de los procedimientos utilizados para revitalizar la piel sin cirugía. La revitalización cutánea puede obtenerse mediante estimulación tisular con Plasma Rico en Plaquetas o la Rehidratación Cutánea mediante inyecciones de ácido hialurónico.

El doctor Sergio Fernández Cossío, de Clínica Fernández, explica en este vídeo el tratamiento PRP.


Rellenos faciales

Los rellenos faciales mejoran de forma segura y efectiva las arrugas y pliegues de la piel en la zona del surco nasogeniano, la comisura bucal o el entrecejo. La infiltración de productos de relleno también se utiliza para mejorar el perfil o el volumen de los labios.

Aunque existen diferentes materiales de relleno el más común es el ácido hialurónico. En el año 2015 se realizaron más de 2 millones de tratamientos con ácido hialurónico, según los datos de la Sociedad Americana de Cirugía Estética (ASAPS).

Bótox

Las infiltraciones de bótox son el tratamiento estético complementario más empleado en el mundo por su seguridad y buenos resultados. Este procedimiento busca relajar la expresión, atenuando las arrugas o previniendo la formación de arrugas asociadas a determinados movimientos.

En Clínica Fernández realizamos este tipo de tratamientos bajo supervisión médica y nuestro criterio estético está avalado por 30 años de experiencia en el sector. Si necesitas más información sobre rellenos faciales puedes solicitarla a través del formulario de contacto de la página web o de nuestras redes sociales.

Vídeo: PRP “Plasma Rico En Plaquetas”

Vídeo: PRP “Plasma Rico En Plaquetas” 1000 668 admin

Hoy queremos compartir con vosotros uno de los tratamientos más novedosos en lo que a rejuvenecimiento facial se refiere. Se trata de la Estimulación Tisular mediante infiltraciones de Plasma Rico en Plaquetas. En este vídeo vemos al doctor Fernández realizando el procedimiento en vivo a una paciente.

Los tratamientos con Plasma Rico en Plaquetas ralentizan el envejecimiento cutáneo, reafirmando las zonas tratadas y mejorando el contorno facial. Para la realización de este tratamiento se emplea la sangre del propio paciente. Tras extraer una muestra, ésta es tratada con una máquina para conseguir un suero con una alta concentración de plaquetas. Finalmente, este suero es infiltrado en las zonas a tratar (generalmente cara, cuello, y escote). Se trata de un procedimiento muy seguro, ya que al utilizar un producto obtenido del propio paciente no existen riesgos de alergias o rechazos. Se trata de un procedimiento ambulatorio, dando de alta al paciente a los pocos minutos tras la intervención. Esta intervención mejora ostensiblemente la calidad de la piel, que recupera un aspecto luminoso y juvenil. El resultado no es inmediato: deben pasar varias semanas tras el tratamiento para apreciar los resultados definitivos. Para garantizar un buen resultado se recomienda no exponer la piel a un calor excesivo.

Si quieres hacer una consulta o solicitar más información sobre este tratamiento puedes hacerlo a través del teléfono 985 22 02 44, del formulario de contacto de nuestra página web, o de nuestras redes sociales.

Retoques estéticos según la edad

Retoques estéticos según la edad 1000 668 admin

Con carácter general una intervención de Cirugía Estética no se establece en base a la edad sino a la indicación quirúrgica que establece un profesional de la especialidad de acuerdo a las necesidades y circunstancias de cada paciente concreto. Sin embargo existen patrones comunes en cada grupo de edad en cuanto al tipo de cirugía o tratamientos que suelen realizarse.

niño otoplastiaHabitualmente la Cirugía Estética no está recomendada para pacientes menores de edad. Sí pueden realizarse intervenciones en niños o adolescentes cuando se considera que el órgano sobre el que se va a intervenir no va a sufrir modificaciones con el paso del tiempo y, además, la anomalía supone una fuente de malestar psicológico importante para el paciente. Entre estos procedimientos están la corrección de las orejas de soplillo en niños, la rinoplastia en adolescentes y en algunos casos la reducción mamaria. Para determinar si la intervención es viable o no, es fundamental la valoración del grado de madurez psicológico por parte de un cirujano experimentado.

Entre los 20 y los 30 años las intervenciones que habitualmente se realizan buscan corregir determinados defectos que se hacen evidentes y que no se espera que cambien toda vez que ha finalizado el desarrollo corporal. Con frecuencia estas anomalías se han convertido en fuente de complejos e inseguridades para los pacientes. Entre estas cirugías se encuentran el aumento o la reducción de pecho y la liposucción en las mujeres o la cirugía de la ginecomastia en los hombres. A nivel facial la rinoplastia o la mentoplastia también son muy frecuentes en este grupo de edad.

rejuvenecimiento facial-plasma rico en plaquetasEntre los 30 y los 40 años comienzan a aparecer los primeros signos del envejecimiento facial. Con frecuencia es esta franja de edad cuando se realizan los primeros tratamientos no quirúrgicos destinados a mejorar la apariencia de la piel o a suavizar determinados pliegues y arrugas cutáneas. Es este sentido se emplean tratamientos de hidratación cutánea basados en ácido hialurónico, las infiltraciones de plasma rico en factores de crecimiento o los peelings químicos superficiales. La aparición de las primeras arrugas de expresión puede aconsejar los tratamientos de bótox que tiene una finalidad preventiva al evitar que las arrugas se hagan más profundas. Además de las intervenciones mencionadas en los grupos de edad previos, pueden plantearse otros procedimientos como los destinados a corregir el exceso de piel en el párpado superior o la presencia de bolsas en los párpados. Comienzan a estar indicadas en determinados casos (con frecuencia asociados a pérdidas de peso importantes en ambos sexos o tras los embarazos) las intervenciones de lifting facial y la abdominoplastia.

body of woman for correction cosmetic surgeryAl grupo de pacientes entre 40 a 50 años se incorporan de forma especial mujeres que han tenido uno o varios embarazos y que han apreciado cambios significativos tras los mismos. Esto incluye cirugías mamarias y de abdomen, así como liposucciones. En varones y mujeres de este grupo es frecuente la realización de cirugía de los párpados o blefaroplastia. La aparición de bolsas bajo los ojos o el exceso de piel en el párpado superior pueden tener una base genética, por lo que no es infrecuente que aparezca en pacientes de esta edad o incluso más jóvenes. Son cada vez más habituales las intervenciones de lifting facial. Este procedimiento permite rejuvenecer el aspecto de forma natural mediante cirugías menos laboriosas que en edades posteriores. Alrededor de los 40 años comienzan a aparecer las primeras manchas en la piel que son eliminadas mediante diversos procedimientos, entre ellos el láser. Combinado o no con los procedimientos quirúrgicos, pueden estar indicadas las infiltraciones de bótox o la de productos de relleno como el ácido hialurónico.

A partir de los 50 años se hacen evidentes los cambios debidos a la pérdida de elasticidad de la piel. Las intervenciones en varones son más habituales que en los grupo previos. En la cara aparecen nuevas arrugas y pliegues que pueden precisar tratamientos quirúrgicos como el lifting o no quirúrgicos como la dermabrasión, el resurfacing con láser o los peeling químicos medios o profundos. Estos últimos procedimientos están especialmente indicados para las arrugas de la región perioral (el denominado código de barras). A nivel corporal las intervenciones más frecuentes son las liposucciones, abdominoplastias y el lifting de muslos.

 consulta abdominoplastiaIndependientemente de la edad en que se indique la cirugía se pueden realizar algunas consideraciones específicas según el tipo de intervención:

  • La abdominoplastia, al igual que la liposucción, está con frecuencia indicada en mujeres que han sido madres. Puede precisarse tras pérdidas importantes de peso en pacientes de ambos sexos generalmente mayores de 25 a 30 años.
  • En la cirugía de aumento de mamas existen dos grupos diferenciados: las mujeres jóvenes de entre 20 y 30 años con un desarrollo de sus mamas inferior al considerado normal, y las que han sido madres y quieren recuperar el volumen de los senos anterior a los embarazos.
  • La reducción mamaria se puede realizar en base a criterios exclusivamente estéticos pero con frecuencia la hipertrofia mamaria se asocia a problemas de espalda. Puede estar indicada para pacientes menores de edad en caso de existir una hipertrofia mamaria severa.

Desde Clínica Fernández te invitamos a que consultes tu caso para valorarlo personalmente. Estamos a tu disposición en nuestro teléfono de contacto (985 220 244), página web, redes sociales y correo electrónico (info@clinica-estetica.es). Si lo deseas también puedes comentar en este blog y te responderemos lo antes posible.

Retoques estéticos que no necesitan cirugía

Retoques estéticos que no necesitan cirugía 800 534 admin

Actualmente existen tratamientos faciales que, sin necesidad de recurrir al quirófano, permiten rejuvenecer nuestro aspecto, actuando sobre problemas específicos asociados al paso del tiempo.

Los efectos son visibles desde la primera sesión y, tras un periodo de recuperación mínimo o nulo, el paciente puede restablecer su actividad con total normalidad.

Son técnicas mínimamente invasivas que se indican con carácter general en tres circunstancias:
-Para tratar determinados signos de envejecimiento ya presentes.
-De forma preventiva, evitando o reduciendo al máximo la aparición de determinadas arrugas y pliegues.
-De forma complementaria a procedimientos quirúrgicos.

1.-Pliegues en surco nasogeniano o comisuras bucales / Mejillas con falta de volumen/ Labios poco llenos:
Para todos estos casos el tratamiento más efectivo y seguro es el ácido hialurónico. Este gel trasparente con propiedades hidrofílicas y presente de forma natural en nuestro organismo, se emplea para aumentar el volumen en determinadas zonas faciales. Se comercializa bajo multitud de densidades y formatos, variando significativamente tanto el resultado como la duración del volumen que aporta. Con este material se puede añadir volumen en determinadas zonas faciales de forma progresiva, según las necesidades del paciente. Hay áreas en las que hay que actuar con mayor cuidado, como los labios, para obtener un resultado natural. El objetivo debe ser una mejoría apreciable pero discreta.

2.-Manchas / Verrugas / Arrugas periorales:
Determinados tipos de tumoraciones y manchas cutáneas pueden ser eliminadas tratándolas con láser. Por ejemplo las manchas con aspecto “café con leche” de carácter benigno que presentan muchas personas asociadas a la edad y la exposición solar. Otras lesiones como las queratosis seborreicas o algunos tipos de lunares también pueden ser tratados con láser. El cirujano le indicará en cuáles de ellas se puede emplear este procedimiento o si se requiere su eliminación quirúrgica.

Las arrugas presentes en el labio superior (el llamado “código de barras”) y zona del mentón mejoran de forma significativa o llegan a desparecer con un resurfacing facial con láser. El láser induce un proceso de regeneración o reepitelización cutánea que permite mejorar de forma significativa esta zona de la cara.

Aunque los tratamientos con láser son de carácter ambulatorio (no requieren ingreso) y no precisan cuidados postoperatorios complejos, conviene que su evolución sea controlada por el cirujano.

3.-Líneas de expresión:
La aparición de líneas de expresión, localizadas en la frente o alrededor de los ojos, viene determinada por distintos factores como el tipo de piel, la exposición solar o antecedentes familiares, pero también por la tendencia a realizar algunos gestos.

Las infiltraciones de toxina botulínica o Bótox están indicadas para reducir la contracción de ciertos músculos faciales, suavizando las arrugas asociadas a la expresión. Es un tratamiento con el que se consiguen grandes resultados en este tipo de arrugas, siendo el procedimiento no quirúrgico de tipo estético más empleado a nivel mundial. Con este tratamiento se consigue un rostro de aspecto más relajado sin perder la expresión natural de la cara.

4.-Pérdida de elasticidad y tono apagado de la piel de la cara:

Factores ambientales como el sol o la sequedad favorecen la deshidratación de la piel, lo que hace que ésta se muestre opaca y sin elasticidad.
Una técnica novedosa para mejorar la calidad de la piel es la bioestimulación tisular mediante infiltraciones de plasma rico en plaquetas. Este procedimiento permite obtener y aislar los factores de crecimiento presentes en las plaquetas del paciente, que posteriormente son utilizados para estimular el metabolismo celular de la piel y favorecer su regeneración. Este tratamiento se complementa con microinfiltraciones intradérmicas de ácido hialurónico que ayudan a restablecer el balance hídrico de la piel de la cara.

En determinados casos, como aquellos en los que el paciente presenta una piel grasa, la utilización de peelings químicos son muy efectivos, mejorando de forma significativa el aspecto de la piel, aportando un aspecto saludable y con una clara mejoría tanto del tono como el brillo cutáneos.

Fotoenvejecimiento: signos y tratamiento

Fotoenvejecimiento: signos y tratamiento 970 546 admin

Como expertos en Medicina Estética en Asturias, sabemos que el envejecimiento cutáneo es un proceso natural caracterizado por la progresiva disminución de la capacidad de renovación de las células. Esto se traduce en la aparición de arrugas y pérdida de elasticidad de la piel.

Los factores que intervienen en el envejecimiento cutáneo son múltiples. Además de factores de origen genético, existen otros ambientales como el tabaco, una alimentación poco equilibrada, el estrés, y principalmente la exposición solar,que puede acelerar este proceso de envejecimiento, y que es conocida como fotoenvejecimiento.

En base a esta distinción, podemos hablar de envejecimiento cutáneo cronológico, asociado a la edad, y de fotoenvejecimiento, debido a una exposición prolongada y recurrente a la radiación ultravioleta natural o artificial.

La piel se compone de tres capas: la epidermis, o capa externa, la dermis, o capa intermedia y el tejido subcutáneo, o capa profunda. La dermis contiene colágeno, elastina y otras fibras que constituyen la estructura de la piel proporcionando un aspecto más o menos “liso”. La mayoría de las diferencias producidas entre el envejecimiento cronológico y el fotoenvejecimiento radican en la dermis.

Una piel cronológicamente envejecida se presenta laxa, fina, uniformemente pigmentada y con arrugas superficiales. Los signos de una piel fotoenvejecida incluyen cambios en el color de la piel, discromías, léntigos, aparición gradual de telangectasias (dilatación de pequeños vasos sanguíneos), además de cambios en la textura cutánea como pérdida de suavidad, apariencia queratósica, desarrollo precoz y profundización de arrugas finas y presencia de surcos muy acentuados.

Esto es debido a que cuando los rayos ultravioleta penetran profundamente en la dermis dañan las fibras de colágeno y ocasionan una producción anómala de elastina, que da como resultado una piel atrófica y de aspecto envejecido.

Prevención y tratamientos
La principal medida preventiva del fotoenvejecimiento cutáneo es el uso regular de protector solar. Cuando la piel ya ha adquirido un daño severo, existen diversas técnicas no invasivas que permiten suavizar las arrugas leves a moderadas y mejorar de forma ostensible el aspecto de las más profundas.

Estos tratamientos incluyen el resurfacing con láser de erbio o CO2, la dermabrasión o los peelings químicos. Dependiendo de la localización y profundidad de las arrugas o lesiones cutáneas, el cirujano determinará el procedimiento más adecuado para cada caso.

El resurfacing facial con láser es una de las técnicas más efectivas para rejuvenecer el aspecto de la piel del rostro. Actúa sobre las capas superficiales y medias de la piel, lo que permite tratar arrugas en la zona perioral (el denominado ‘código de barras’) y las mejillas. Determinados tipos de tumoraciones y manchas cutáneas pueden ser eliminadas tratándolas con láser. Por ejemplo las manchas con aspecto “café con leche” de carácter benigno que presentan muchas personas asociadas a la edad y la exposición solar. Otras lesiones como las queratosis seborreicas o algunos tipos de lunares también pueden ser tratados con láser.

Tras un tratamiento de resurfacing se produce un proceso de regeneración o reepitelización cutánea, que da como resultado una piel más luminosa, más uniforme en el tono y con menos arrugas en una sola sesión.

Los tratamientos de rejuvenecimiento facial descritos son procedimientos médicos, no cosméticos. Son técnicas seguras y efectivas cuando son aplicadas correctamente por manos expertas.

MEDICINA ESTÉTICA EN ASTURIAS

Rejuvenecimiento con Ácido Hialurónico

Rejuvenecimiento con Ácido Hialurónico 784 523 admin

El ácido hialurónico es el material de relleno más empleado en rejuvenecimiento facial tanto por su seguridad como por su eficacia.

Como expertos en ácido hialurónico en Asturias, sabemos que mediante la infiltración de éste, se consiguen suavizar arrugas y pliegues como las del surco nasogeniano, la comisura bucal o el entrecejo. Además permite dar volumen a determinadas zonas faciales como los pómulos o los labios. Con frecuencia este tipo de productos se emplean como complemento a procedimientos quirúrgicos como la blefaroplastia (cirugía de los párpados) o tras un lifting facial o cérvico-facial.

Una de las principales características del ácido hialurónico es su capacidad hidrofílica, es decir,la de atraer y retener agua. Distintos estudios apuntan además a la capacidad de este producto para estimular la producción de colágeno a nivel dérmico. En esta propiedad se basan algunas de sus aplicaciones menos conocidas como métodos de rejuvenecimiento facial:

Rehidratación cutánea: El ácido hialurónico tiene una importante función estructural en la piel y el tejido subcutáneo, manteniendo su hidratación y elasticidad. Las microinfiltraciones intradérmicas de este producto ayudan a restablecer el balance hídrico de la piel de la cara, cuello y escote y está indicado en casos con necesidad de hidratación dérmica. El resultado es una piel más elástica, más luminosa y con mayor capacidad de regeneración.

Tratamiento del surco de la ojera o “teartrough”: Como consecuencia del envejecimiento y la pérdida de volumen en el contorno de los ojos, se produce un“hundimiento” del surco lagrimal y del surco palpebromalar: el área comprendida entre el párpado y la mejilla. Esta zona, que conocemos popularmente como ojera, se acentúa dando un aspecto cansado a la mirada. Actualmente el ácido hialurónico permite tratar la región periocular, rellenando los surcos donde se ha perdido volumen. El resultado es una mirada más fresca y descansada.Este tratamiento se puede asociar como complemento de otros que tienen como objetivo rejuvenecer la mirada;tanto quirúrgicos (por ejemplo la blefaroplastia o cirugía de los párpados) como no quirúrgicos (entre ellos la toxina botulínica, que permite atenuar las “patas de gallo”).

No obstante, la anatomía de la región del contorno del ojo es compleja y la piel en esta área muy fina, por lo que las infiltraciones de relleno deben de ser realizadas por profesionales con experiencia en este tipo de procedimientos y que conozcan el empleo tanto de estos materiales como las técnicas de cirugía de rejuvenecimiento facial más complejas; todo lo anterior permite que se indique el tratamiento que reporte mayor beneficio para cada caso concreto.

ÁCIDO HIALURÓNICO EN ASTURIAS

Preferencias de Privacidad

Al visitar nuestro sitio web, este recoge información, a través de cookies, para mejorar y analizar la experiencia del usuario. Aquí puedes desactivarlas si así lo prefieres.

Desactivar Google Analytics
Desactivar Google Fonts
Desactivar Google Maps
Desactivar vídeos incrustados
Política de privacidad
Nuestra web utiliza cookies de terceros para mejorar su experiencia. Puede definir sus preferencias o aceptar su uso.