Bolas de Bichat

Postoperatorio en cirugías faciales

Postoperatorio en cirugías faciales

Postoperatorio en cirugías faciales 900 557 admin

Una preocupación bastante común entre los pacientes que se someten a intervenciones de cirugía estética es saber cuándo podrán regresar a su rutina diaria. El postoperatorio es diferente para cada tipo de cirugía y también depende de cada paciente. En el siguiente artículo, respondemos algunas de las dudas que nos suelen preguntar los pacientes en consulta sobre el postoperatorio en cirugías faciales.

Dudas después del postoperatorio en una cirugía facial

Muchos de los pacientes que se acercan a nuestra clínica a solicitar información sobre tratamientos de cirugía facial, tienen dudas acerca del postoperatorio. Como deciamos, este depende primero, del tipo de cirugía a realizar, y segundo, del propio paciente.

Rinoplastia

El postoperatorio de una rinoplastia o cirugía de nariz suele durar en torno a una semana. El paciente sale del quirófano con una férula termoplástica cubriendo la nariz. Si se requiere taponamiento, éste se retira a las 24 horas y la férula al cabo de una semana. En cuanto al tiempo estimado para volver a trabajo y la vida diaria dependerá del tipo de actividades que se desempeñen pero se recomienda disponer de una semana a diez días.

En cuanto a la respiración, es frecuente que la respiración esté dificultada durante tres a cuatro días. A nivel estético, la hinchazón se resuelve en aproximadamente en una semana. La desaparición de la equimosis (piel morada) alrededor de los ojos y mejillas puede variar de forma significativa según el paciente pero habitualmente se completa al cabo de 8 a 10 días y pudiendo además ocultarse fácilmente con maquillaje.

Blefaroplastia

La blefaroplastia es una técnica quirúrgica que corrige el exceso de piel y grasa en los párpados. La principal limitación de esta intervención para desarrollar una actividad social normal es la presencia de edema y equimosis (aspecto morado de la piel). Su presencia es relativamente frecuente y su intensidad muy variable, revolviéndose con rapidez al cabo de cinco a siete días. Los puntos se retiran al cabo de cinco a seis días.

Lifting

El rejuvenecimiento facial mediante una cirugía es lo que conocemos como lifting. Los pacientes que se someten a este tipo de cirugía deben de permanecer en la clínica bajo supervisión médica 24 horas.

Estos son algunos de los pasos a tener en cuenta:

  • El paciente puede mojar la zona al cabo de 48 a 72 horas.
  • Las suturas se retiran a los 7 u 8 días.
  • La presencia de piel amoratada es algo normal pero no suele prolongarse más allá de 10-15 días.
  • Es posible la aplicación de maquillaje a partir del 5º-6º día tras la intervención evitando la zona de las cicatrices.
  • La inflamación de los tejidos desaparece en su mayoría a lo largo de las primeras 2 semanas, si bien existen cambios menos perceptibles a lo largo de varias semanas.

En condiciones normales los pacientes pueden realizar una vida normal a las dos semanas de la cirugía.

Postoperatorio en cirugías faciales

Otoplastia

La otoplastia o cirugía de orejas se realiza con anestesia local y, tras la intervención, el paciente lleva un vendaje acolchado en forma de turbante durante tres o cuatro días. En este tipo de cirugía se emplean suturas que se reabsorben, por lo que no es preciso retirar ningún punto.

Mentoplastia

Esta cirugía tiene como finalidad aumentar la proyección de la mandíbula a nivel del mentón. Cuando el implante se coloca por vía endobucal, se debe de mantener una cuidadosa higiene de la cavidad bucal los días posteriores a la intervención.

La zona tratada permanece algo inflamada durante unos 8 días pero es una intervención poco dolorosa por lo que se puede reiniciar su vida laboral al cabo de dos o tres días. Tampoco es preciso retirar suturas, ya que se emplean hilos reabsorbibles.

Bolas de Bichat

Este tipo de cirugía, pensada para eliminar el exceso de tejido graso en la mejilla, es de corta duración y en 24 horas es posible incorporarse a la actividad habitual. No es necesario retirar puntos, la recuperación es rápida. El dolor, si existe, es de intensidad leve y corta duración, controlándose con analgésicos de uso habitual. El amoratamiento de la piel en esa zona es posible pero muy poco frecuente.

Como recomendación, es importante que los días posteriores a la intervención se cuide de forma especial la higiene bucal.

Todas estas intervenciones de cirugía y medicina estética en Asturias que realizamos en Clínica Fernández, se hacen con la máxima seguridad para el paciente. Puedes solicitar más información mediante este formulario de contacto o a través de nuestras redes sociales.

Bolas de Bichat, ¿qué son?

Bolas de Bichat, ¿qué son? 590 477 admin

Las bolas de Bichat son unos cúmulos de tejido graso que se localizan a nivel de la mejilla. Su extracción está indicada con fines estéticos en pacientes que tienen una cara de aspecto redondeado y desean afinar el rostro. Habitualmente son pacientes jóvenes que presentan mejillas llenas a pesar de mantener un peso adecuado. Con menos frecuencia, se realiza en pacientes de más edad en los que se aprecia un descenso de los tejidos faciales. Es un procedimiento que puede plantearse como un procedimiento aislado pero en muchos casos se asocia a cirugías como la rinoplastia o la mentoplastia.

 

 

Es importante señalar que esta cirugía aumenta la angulosidad facial de forma discreta pero apreciable. Permite realzar determinadas estructuras faciales como los pómulos.

El procedimiento de extracción de las bolas de Bichat es de corta duración y se realiza con anestesia local. La intervención se realiza a través de una incisión intrabucal de pequeña longitud, a nivel de la cara interna de la mejilla.

Tras el procedimiento no es necesario retirar puntos ya que estos caen por sí solos al cabo de 10 a 12 días. La recuperación es rápida; en 24 horas es posible realizar la actividad habitual. Se debe de cuidar de forma especial la higiene bucal durante los primeros días. La inflamación asociada, aunque no suele ser llamativa, hace que el resultado sea menos evidente durante los primeros días o semanas.

La grasa localizada en las mejillas no tiene ninguna función orgánica conocida, por lo que puede eliminarse quirúrgicamente sin ninguna consecuencia. En ningún caso puede producir un exceso de piel o un descenso de los tejidos a nivel de la cara. El volumen extraído puede variar según los casos oscilando entre los 4 a 8 gramos de media, y una vez eliminado no existe la posibilidad de que se reproduzca.

Si considera que su cara presenta un contorno poco definido con mejillas muy redondeadas puede estar indicada la intervención. Lo más adecuado es acudir a una primera consulta en la que el cirujano valore cada caso de manera individual. En Clínica Fernández puedes solicitar más información mediante este formulario de contacto o a través de nuestras redes sociales.

6 cambios faciales que solo se consiguen con una cirugía

6 cambios faciales que solo se consiguen con una cirugía 800 551 admin

Continuamente se introducen en el mercado nuevas fórmulas y tratamientos faciales (antienvejecimiento o de otro tipo) que no siempre cuentan con la suficiente solidez científica para garantizar los resultados que prometen. Estas técnicas “sin cirugía” pueden suponer, en el mejor de los casos, una pérdida de tiempo y un gasto innecesario para quienes deciden someterse a ellas. Suelen prometer resultados espectaculares y con pocos riesgos; son procedimientos aparentemente tan perfectos que parecen mentira. Y efectivamente, son mentira.

Sí existen técnicas que se pueden aplicar sin pasar por quirófano y que permiten mejorar los primeros signos de envejecimiento y en ocasiones retrasar la necesidad de una cirugía. Con frecuencia se emplean de forma complementaria, ayudando a que los resultados de cualquier procedimiento quirúrgico se perfeccionen o prolonguen en el tiempo. En pacientes reacios a pasar por quirófano, estos tratamientos pueden tener su indicación, pero también tienen limitaciones y deben de ser explicadas. Se debe evitar acudir a profesionales no cualificados que se amparan en el miedo de algunos pacientes a pasar por quirófano para emplear procedimientos no quirúrgicos no efectivos o indicados más allá de lo correcto desde el punto de vista médico y ético.

Algunos de los tratamientos faciales que sólo permiten mejorar el aspecto de forma efectiva y duradera con cirugía son los siguientes:

-Descolgamiento facial, arrugas profundas y pliegues cutáneos / Descolgamiento: Cuando existen síntomas claros de envejecimiento como el descolgamiento facial y de cuello, un lifting facial es el único procedimiento que permite elevar los tejidos y rejuvenecer el aspecto general de la cara en una sola intervención, con resultados duraderos y con un aspecto completamente natural. Para lograrlo, esta técnica no implica únicamente tensar la piel, sino readaptar los tejidos subyacentes, llevándolos a una posición similar a la se encontraban anteriormente. No existe una única técnica de lifting que sea adecuada para todos los pacientes. Dependiendo de las zonas a tratar, de las características de los tejidos o la estructura facial, el procedimiento pueda variar de forma significativa. Será el cirujano quien valore la técnica a emplear, la longitud de las incisiones y la necesidad de otros procedimientos de rejuvenecimiento asociados.

-Bolsas en los ojos: Sólo con una blefaroplastia se puede corregir el exceso de grasa y piel de los párpados superior e inferior. Es una cirugía breve, bien tolerada por los pacientes y de resultados duraderos. Permite aumentar la expresividad de la mirada. Aunque la presencia de bolsas en los párpados inferiores es uno de los signos de envejecimiento más frecuentes a partir de los 40 años, hay pacientes relativamente jóvenes que por factores genéticos u otras circunstancias acusan este problema, lo que les aporta una mirada envejecida y cansada que no se corresponde con el resto de facciones de su cara.

-Rinoplastia/Caballete nasal: La cirugía de nariz o rinoplastia es la única intervención que permite solucionar deformidades nasales, con el objetivo de adaptar la nariz a la estructura facial del paciente. Por ello, la rinoplastia es una de las intervenciones de Cirugía Estética que requiere mayor personalización, siendo imposible realizar dos rinoplastias idénticas. Junto al mentón, la nariz es uno de los focos de atención de la cara. Corregir alteraciones estructurales como la presencia de un dorso nasal alto, conocido como caballete, reducir su tamaño o anchura son algunas de las razones por las que se acude a un cirujano.

-Barbilla poco definida: Tanto en el hombre como la mujer, el mentón es uno de los elementos que adquiere mayor importancia a la hora de definir un perfil armónico. De su tamaño o forma dependerá un conjunto más o menos proporcionado con el resto de rasgos faciales. Un relieve óseo de la mandíbula insuficiente se traduce en una mandíbula retraída, lo que produce un desequilibrio facial, afectando, entre otros, a la forma de la boca, que puede dar la apariencia de tristeza y aspecto de cuello corto. La mentoplastia o cirugía del mentón es lo único que permite aumentar la proyección de la barbilla, a través de la colocación de un implante de silicona por vía endobucal.

-Bolas de Bichat: Existen cúmulos de tejido graso sin función orgánica conocida que se localizan a nivel de la mejilla. Dependiendo de su tamaño, estos cúmulos de grasa, llamados ‘Bolas de Bichat’, aportan a la cara una apariencia más redondeada, sin ángulos definidos. Aunque son más evidentes en pacientes jóvenes con mejillas redondeadas, también se aprecian en pacientes con envejecimiento facial en los que existe un descenso del tejido de la zona. Para aumentar la angulosidad de la cara y afinar el rostro, puede estar indicado extraer las bolas de Bichat mediante una técnica llamada bichectomía. Es una cirugía de corta duración, se realiza empleando anestesia local a través de una incisión de pequeña longitud localizada en la cara interna de la mejilla. Una vez eliminadas las Bolas de Bichat, no existe la posibilidad de que se reproduzcan, por lo que el resultado de esta intervención es definitivo.

-Otoplastia: Las orejas en asa o “de soplillo” es una malformación muy frecuente en la que existe una anomalía en la posición del pabellón auricular con respecto al resto de la cabeza, adoptando un aspecto prominente dentro la fisionomía facial. La otoplastia es la única técnica que permite corregir la excesiva proyección de las orejas hacia los lados, tanto en niños como en adultos.

Un rostro más definido con bichectomía

Un rostro más definido con bichectomía 784 523 admin

La bichectomía, o cirugía de eliminación de las bolas de Bichat, es una técnica que permite mejorar el contorno facial.

El anatomista y biólogo francés Xavier Bichat fue quien describió las bolas de Bichat, que son unos cúmulos de tejido graso que se localizan a nivel de la mejilla, a ambos lados de la cara.
Tras muchos años realizando intervenciones de cirugía estética en Oviedo, sabemos que este es uno de los tratamientos más populares entre los jóvenes. Bien es cierto que están presentes en todas las personas y, dependiendo de su tamaño, contribuyen a la apariencia del contorno facial. Cuando son de mayor volumen hacen que el rostro parezca más redondeado y con ángulos poco definidos. No siempre existe proporción con el peso corporal; lo más habitual es indicar este tipo de procedimiento en pacientes con mejillas llenas pero que presentan un peso corporal dentro de lo normal.
Su extracción no tiene ninguna repercusión funcional. El volumen extraído puede variar según los casos oscilando entre los 4 a 8 gramos de media. Una vez eliminado no existe la posibilidad de que se reproduzca, por lo que los resultados son definitivos.
Este procedimiento está indicado con frecuencia en pacientes jóvenes pudiendo plantearse como un procedimiento aislado o asociado a otros como la rinoplastia o la mentoplastia. En pacientes de más edad, con descenso de los tejidos faciales, puede estar indicada la reducción o eliminación de estos cúmulos, en combinación con otras intervenciones como el lifting cervicofacial. Cuando existen mejillas llenas pero descendidas como consecuencia del paso del tiempo se consigue un rejuvenecimiento de resultado natural y muy satisfactorio para los pacientes.
La cirugía se realiza a través de una incisión de unos 5 milímetros en la cara interna de la mejilla, en la mucosa bucal. Se emplea anestesia local, de forma que la intervención resulta totalmente indolora, asociada a sedación controlada por un anestesista.
Los cuidados posteriores se limitan a cuidar la higiene bucal después de las comidas. Aunque no se considera una cirugía dolorosa, su cirujano le indicará una pauta de antiinflamatorios y analgésicos los días posteriores a la intervención. No es necesario retirar puntos. La reincorporación a la actividad puede realizarse, en condiciones normales, a las 48 a 72 horas tras la cirugía.
Eliminando las bolas de Bichat se consigue estilizar el óvalo facial y realzar determinadas estructuras faciales como los pómulos aumentando la angulosidad facial de forma discreta pero apreciable. Se trata de una intervención rápida que proporciona muy buenos resultados. Si se plantea este procedimiento acuda siempre a un cirujano plástico cualificado y con experiencia.
¡Póngase en contacto con nosotros!

CIRUGÍA ESTÉTICA EN ASTURIAS

Preferencias de Privacidad

Al visitar nuestro sitio web, este recoge información, a través de cookies, para mejorar y analizar la experiencia del usuario. Aquí puedes desactivarlas si así lo prefieres.

Desactivar Google Analytics
Desactivar Google Fonts
Desactivar Google Maps
Desactivar vídeos incrustados
Política de privacidad
Nuestra web utiliza cookies de terceros para mejorar su experiencia. Puede definir sus preferencias o aceptar su uso.