Ácido Hialurónico

Cómo mantener los resultados de un tratamiento

Cómo mantener los resultados de un tratamiento estético durante la cuarentena

Cómo mantener los resultados de un tratamiento estético durante la cuarentena 768 512 admin

La crisis sanitaria ocasionada por el coronavirus está teniendo un impacto global sin precedentes, con servicios paralizados y la población confinada.

Desde que se decretó el Estado de Alarma, nuestro centro ha reducido al máximo la actividad y puesto a disposición de las autoridades sanitarias sus recursos asistenciales.

Durante estos días de confinamiento los doctores han permanecido en contacto con los pacientes. Se han pospuesto consultas e intervenciones ya programadas, y realizado el seguimiento de pacientes operados. Asimismo, hemos mantenido nuestra actividad en redes sociales, ofreciendo información de interés y atendiendo a las dudas que nos transmiten nuestros seguidores y pacientes.

Mantener los resultados de un tratamiento estético en cuarentena

Una de las preocupaciones más habituales se refiere a cómo mantener los resultados de un tratamiento estético mientras se está en cuarentena.

En líneas generales, durante este periodo procurar que la piel esté hidratada e incorporar buenos hábitos como dormir bien. También seguir una dieta adecuada y evitar el tabaco suele ser suficiente para que la piel presente un aspecto saludable. Independientemente de haberse realizado o no un tratamiento estético.

Esto unido al hecho de estar menos expuestos a otros factores como la contaminación o el sol, puede ayudar a maximizar los resultados de algunos procedimientos de rejuvenecimiento facial, como el resurfacing facial con láser o los rellenos con ácido hialurónico.

Cómo mantener los resultados de un tratamiento¿Empeoran las arrugas si se tarda en repetir la aplicación de bótox?

La necesidad de repetir las infiltraciones de bótox lleva a algunas pacientes a preguntarse si las arrugas pueden empeorar al retrasar su aplicación o dejar de utilizarlo. Todas nuestras pacientes son informadas en consulta acerca de los resultados que se pueden conseguir con un tratamiento con toxina botulínica.

Para comprender cuánto duran los efectos del bótox hay que explicar que estos comienzan a ser apreciables a los 4 ó 5 días desde su aplicación, y llegan a su máximo a los 12-15 días después del tratamiento. Posteriormente existe un período de unas seis a ocho semanas en el que se mantienen los resultados. La mayor parte de los pacientes notan a partir de este momento una recuperación, lenta pero progresiva, de la contractilidad en las zonas tratadas. Esto no quiere decir que se pierda el efecto del bótox. Lo que ocurre es que se está regenerando la transmisión del nervio hacia el músculo. Este proceso termina de completarse a los 4-6 meses.

En ningún caso la desaparición del efecto implicará un empeoramiento de las arrugas con respecto al estado previo. Especialmente los pacientes que llevan varios años tratándose aprecian que, incluso en los momentos en los que el bótox ya no está activo, sus arrugas son menos visibles que antes de comenzar a realizarse este tratamiento varios años atrás. Esto es debido a que la piel, por el efecto de relajación muscular mantenido en el tiempo, va regenerándose y adquiriendo un aspecto más liso y saludable.

¿Sirven los suplementos de zinc para prolongar los efectos del bótox?

Algunos estudios asocian los suplementos con zinc con un mayor efecto en los resultados de la toxina. El zinc es un oligoelemento esencial para fortalecer el sistema inmunitario y tiene un efecto antioxidante sobre la piel. Sin embargo, no existen evidencias científicas que demuestren que ayuda a prolongar los efectos del bótox.

Por lo general, los tratamientos estéticos no precisan cuidados postoperatorios complejos, aunque conviene que su evolución sea controlada por el médico.

Ante cualquier duda, puede ponerse en contacto con nuestro equipo o concertar una cita en nuestro centro de medicina estética en Asturias para comenzar un tratamiento ahora que se ha reanudado la actividad en la clínica.

Ácido hialurónico y rellenos faciales

Ácido hialurónico y rellenos faciales

Ácido hialurónico y rellenos faciales 648 432 admin

Existen diversos materiales de relleno empleados en rejuvenecimiento facial. Pero sin duda, podríamos decir que el más empleado y el tratamientro estrella es el ácido hialurónico. En el siguiente post os contamos con todo detalle, qué es, cuáles son sus usos y cuáles son sus riesgos. Ácido hialurónico y rellenos faciales ¡la combinación perfecta!

El tratamiento estrella para los rellenos faciales: Ácido Hialurónico

La necesidad de encontrar un material biológico, que no produjese reacciones inmunológicas, de mayor duración que el colágeno y que pudiese ser producido en grandes cantidades, estimuló el desarrollo de los derivados del ácido hialurónico.

El ácido hialurónico es una molécula que se encuentra de forma natural en los tejidos conectivos (piel, tejido subcutáneo, cartílago…) de todas las especies, formando parte de la estructura de dichos tejidos.

Fue descubierto en el año 1934, aunque su uso como material de relleno no comenzó hasta mitad de los años 90. En 1998 se publicaron los resultados del primer análisis histológico de implantes subcutáneos realizados en el antebrazo de cinco mujeres.

La seguridad y polivalencia de este material hacen que se emplee en distintas especialidades médicas con fines no estéticos. Sus propiedades viscoelásticas son útiles cuando se infiltra en articulaciones como la rodilla, disminuyendo la sintomatología asociada al desgaste del cartílago a este nivel, como sucede en las artrosis. También se ha empleado en patologías como la incontinencia urinaria.

¿Para qué otros usos se emplea?

En su estado natural se degrada rápidamente, teniendo una vida media de 1 ó 2 días. Los materiales de relleno derivados del ácido hialurónico se obtienen de manera sintética mediante la producción de moléculas más estables, resultando productos más resistentes a la degradación y por lo tanto más duraderos.

El ácido hialurónico se presenta en forma de gel, habitualmente transparente, que permanece en los tejidos desde unas pocas semanas hasta 18 meses; en cualquier caso son todos ellos productos no permanentes. Actualmente hay comercializados más de cien tipos de ácido hialurónico diferentes con distintas fórmulas de producción, pudiendo variar de forma significativa tanto el comportamiento del producto como el coste final para el paciente. En función de las características del ácido hialurónico y la experiencia del cirujano se emplean en una u otra indicación estética.

Con frecuencia la infiltración de ácido hialurónico se considera como un tratamiento estético complementario asociado a procedimientos quirúrgicos. En cualquier caso su uso debe de realizarse de forma apropiada por profesionales que conozcan tanto la infiltración de este tipo de materiales como las técnicas de cirugía de rejuvenecimiento facial más complejas, de forma que se indique aquella técnica reporte mayor beneficio para cada caso concreto.

Riesgos asociados

Al ser un producto que se encuentra de forma natural en los tejidos de nuestro organismo, las reacciones inmunológicas asociadas a su uso son muy poco frecuentes. Esto ha hecho del ácido hialurónico el material de relleno más utilizado a nivel mundial; sin embargo existen riesgos asociados a su uso que deben de ser conocidos por los pacientes.

1. Las reacciones más frecuentes (entre 1 de cada 10.000 a 1 de cada 20.000 casos) son: hinchazón, hematoma, enrojecimiento, dolor e hipersensibilidad.

2. Otras reacciones menos frecuentes (1 de cada 50.000 casos aproximadamente) incluyen: infección, reacción inflamatoria, cambios de coloración de la piel y nódulos.

Otras reacciones adversas posibles son aún más raras como las lesiones acneiformes, urticaria o dermatitis.

Usos estéticos del ácido hialurónico

Los rellenos faciales con ácido hialurónico consiguen mejorar visiblemente los signos del envejecimiento.

Según las estadísticas de la Sociedad Americana de Cirugía Estética (ASAPS) en el año 2015 se realizaron más de 2 millones de tratamientos con ácido hialurónico, lo que supone un aumento superior al 25% con respecto al año 2014.

Una de las principales características del ácido hialurónico es su capacidad hidrofílica, es decir para atraer y retener agua. En esta propiedad se basan algunos de sus beneficios desde el punto de vista estético.

Éstas son algunas de sus aplicaciones:

  • Mejorar la hidratación cutánea.
  • Suavizar los pliegues cutáneos (como el surco nasogeniano, la comisura bucal o el entrecejo).
  • Aumentar el volumen o mejorar el perfilado de los labios.
  • Aumentar la proyección de los pómulos.
  • Mejorar determinados tipos de ojera.

En nuestro centro realizamos este tipo de tratamientos con ácido hialurónico en Asturias desde hace más de 20 años. A lo largo de este tiempo los doctores de Clínica Fernández han desarrollado trabajos de investigación en el campo de los materiales de relleno que han sido publicados en las revistas internacionales más prestigiosas de la especialidad.

Si necesitas más información sobre rellenos faciales puedes solicitarla a través del formulario de contacto de la página web o de nuestras redes sociales.

Preferencias de Privacidad

Al visitar nuestro sitio web, este recoge información, a través de cookies, para mejorar y analizar la experiencia del usuario. Aquí puedes desactivarlas si así lo prefieres.

Desactivar Google Analytics
Desactivar Google Fonts
Desactivar Google Maps
Desactivar vídeos incrustados
Política de privacidad
Nuestra web utiliza cookies de terceros para mejorar su experiencia. Puede definir sus preferencias o aceptar su uso.