Recambio de Prótesis

Recambio de Prótesis. Clínica Fernández. Cirugía Estética en Asturias.

La utilización de implantes para dar volumen y mejorar la forma del pecho es la intervención más frecuente en cirugía estética desde hace años y forma parte de las cirugías realizadas por los cirujanos plásticos desde hace décadas, tanto con fines estéticos como reconstructivos. La mejora en la percepción que las pacientes tienen de su cuerpo tras una intervención de estas características ha incrementado su popularidad con el paso del tiempo.

La seguridad de los implantes ha sido analizada en cientos de estudios médicos publicados a lo largo de los años. Los riesgos asociados a las prótesis mamarias son bien conocidos y se compensan con creces por los beneficios que suponen para los pacientes. Estos riesgos son explicados por el cirujano a todas las pacientes que deciden someterse a esta intervención en las consultas previas a la misma.

Una de las cuestiones que se plantean es la duración de los implantes y la necesidad de sustituirlos con el paso del tiempo.

Las prótesis actuales, tanto de silicona como de suero, son consideradas dispositivos médicos de muy larga duración. Con frecuencia se habla de la necesidad de cambiarlos cada 10 años, pero en realidad la mayor parte de los pacientes no precisan sustituirlos hasta pasados muchos más años y con frecuencia nunca llegan a necesitar una cirugía de sustitución. Sin embargo, algunos pacientes pueden presentar alguna complicación que haga necesaria este tipo de procedimientos.

Pero ¿Cuáles son las causas más frecuentes para una intervención de recambio protésico?

Se pueden dividir esencialmente en tres grupos:

  • Por cambios asociados al implante.
  • Por modificaciones en el tejido mamario.
  • Por criterio estético de la paciente.

            1.  Cambios en el implante.

Aunque poco frecuentes, las complicaciones más habituales que pueden precisar una cirugía de sustitución son la contractura capsular, la rotura o la malposición del implante.

      • La contractura capsular consiste en un engrosamiento del tejido cicatricial que el organismo genera de forma natural alrededor de los implantes. Habitualmente este tejido cicatricial, denominado cápsula periprotésica, no se palpa. Pero cuando es más gruesa de lo normal, puede alterarse la forma de la mama y llegar a ser molesto. En estos casos puede estar indicada una cirugía en la que se retira esta cápsula y se coloca un implante nuevo.
      • Una rotura del implante es una circunstancia muy poco frecuente. Suele verse en prótesis que llevan muchos años colocadas. Generalmente no produce síntomas y con frecuencia se detecta al realizarse una ecografía o mamografía de control. No es una urgencia médica, pero requiere la sustitución de los implantes en un plazo que le indicará su cirujano según la circunstancia concreta del paciente.
      • Un cambio en la posición del implante, bien por elevación, lateralización o descenso del mismo, puede surgir durante el periodo de formación de la cápsula y requerir una cirugía de revisión para recolocarlo en su ubicación correcta. Esta circunstancia no es predecible y para prevenir su aparición, es importante no emplear implantes más grandes de lo recomendable a la constitución de la paciente y seguir las recomendaciones del cirujano en el postoperatorio.

protesis pechos

 

           2. Modificaciones en el tejido mamario.

El tejido mamario y la piel pueden sufrir cambios con el paso de los años y determinar la necesidad de una cirugía de recambio de las prótesis. Estos cambios de la mama pueden verse acelerados por los embarazos y las fluctuaciones de peso u hormonales propias de la edad.

En función de las características de los tejidos de las mamas, como son la elasticidad de la piel, la posición de la areola o el volumen de glándula mamaria, pueden plantearse distintas opciones que permitan mejorar y rejuvenecer el aspecto de las mismas.

           3. Cambios en el criterio estético del paciente.

Como señalamos al inicio de este post, la cirugía de aumento mamario es un procedimiento que lleva realizándose desde hace varias décadas. En nuestra clínica vemos pacientes intervenidas, por nosotros u otros cirujanos, hace 20, 30 o incluso 40 años. Con frecuencia las preferencias de los pacientes cambian y su criterio estético también. La percepción que se tiene del cuerpo y los deseos personales son con frecuencia diferentes a los 20 ó 30 años que a los 60. Es por ello que algunas pacientes optan por una retirada definitiva de los implantes.

Al contrario de lo que se suele creer, en las cirugías de explantación, con la técnica adecuada, se puede obtener un pecho con una forma y apariencia rejuvenecidas que compensa la pérdida de volumen asociada a la retirada de la prótesis.

PROTESIS PECHOS V2



N.R.S.- C.1.2/1248

Cerca de ti

A media hora de Gijón y Avilés
A 1 hora de León
A 2 horas de Santander

Acreditados por

This is a staging environment