Hombres y cirugía

La cirugía estética no es sólo para mujeres. Cada vez son más los hombres que deciden someterse a una intervención para conseguir el cuerpo soñado. Según los últimos datos ofrecidos por la Sociedad Española de Cirugía Plástica Reparadora y Estética (SECPRE), en 2015, el 12% de las intervenciones quirúrgicas se realizaron a hombres. Un porcentaje que crece y que no ha dejado de hacerlo durante la crisis, según los datos de SECPRE.

 Intervenciones más frecuentes en varones

Las liposucciones es el tratamiento que más eligen ellos a la hora de ponerse en manos del cirujano. En torno al 60% de los pacientes masculinos buscan eliminar el exceso de grasa mediante una liposucción. Los varones buscan eliminar los excesos en abdomen y flancos y lucir así un busto perfecto. También es frecuente la eliminación de la grasa localizada bajo el mentón, la denominada “papada”.

1446206388.jpg

La ginecomastia es un problema frecuente en los hombres que consiste en un desarrollo anormal de la glándula mamaria. A través de esta intervención es posible terminar con el exceso de grasa en las mamas y conseguir un torso masculino. Muchos varones se someten a este tipo de cirugía para eliminar un complejo, mejorar la actividad física o elegir libremente su ropa.

Además de la cirugía corporal, los hombres también recurren a la cirugía estética facial sobre todo para modificar el aspecto de su nariz, orejas o párpados.

 Muy común entre el público masculino son las otoplastias, para eliminar las orejas “de soplillo”. El procedimiento habitual consiste en dar unos puntos en la parte posterior del cartílago auricular que permiten plegar la oreja. Se utiliza anestesia local -excepto con niños- y no es especialmente dolorosa.

 La cirugía de nariz o rinoplastia termina con uno de los complejos estéticos más comunes y que más trastornos psicológicos ocasiona. De ahí que sea una de las intervenciones más demandadas. La rinoplastia no es una cirugía dolorosa y los riesgos son mínimos.

La cirugía de párpados o blefaroplastia consiste en retirar el exceso de grasa o piel bajo el párpado. Hablamos de las llamadas “bolsas” en los ojos que dan aspecto de cansancio y envejecen el rostro. La cirugía de los párpados se realiza habitualmente con anestesia local y sedación controlada por un anestesista.

En total, en el año 2015 se realizaron 65.000 operaciones de cirugía estética en España, según los datos de SECPRE. El 12% de las intervenciones quirúrgicas se realizaron a hombres y el 88% a mujeres, siendo el aumento de pecho la cirugía más demandada. En Clínica Fernández puedes consultar cualquier duda en este formulario de contacto o a través de las redes sociales.



N.R.S.- C.1.2/1248

Cerca de ti

A media hora de Gijón y Avilés
A 1 hora de León
A 2 horas de Santander

Acreditados por

This is a staging environment