Blefaroplastia – Cirugía de los párpados

Postoperatorio en cirugías faciales

Postoperatorio en cirugías faciales

Postoperatorio en cirugías faciales 900 557 admin

Una preocupación bastante común entre los pacientes que se someten a intervenciones de cirugía estética es saber cuándo podrán regresar a su rutina diaria. El postoperatorio es diferente para cada tipo de cirugía y también depende de cada paciente. En el siguiente artículo, respondemos algunas de las dudas que nos suelen preguntar los pacientes en consulta sobre el postoperatorio en cirugías faciales.

Dudas después del postoperatorio en una cirugía facial

Muchos de los pacientes que se acercan a nuestra clínica a solicitar información sobre tratamientos de cirugía facial, tienen dudas acerca del postoperatorio. Como deciamos, este depende primero, del tipo de cirugía a realizar, y segundo, del propio paciente.

Rinoplastia

El postoperatorio de una rinoplastia o cirugía de nariz suele durar en torno a una semana. El paciente sale del quirófano con una férula termoplástica cubriendo la nariz. Si se requiere taponamiento, éste se retira a las 24 horas y la férula al cabo de una semana. En cuanto al tiempo estimado para volver a trabajo y la vida diaria dependerá del tipo de actividades que se desempeñen pero se recomienda disponer de una semana a diez días.

En cuanto a la respiración, es frecuente que la respiración esté dificultada durante tres a cuatro días. A nivel estético, la hinchazón se resuelve en aproximadamente en una semana. La desaparición de la equimosis (piel morada) alrededor de los ojos y mejillas puede variar de forma significativa según el paciente pero habitualmente se completa al cabo de 8 a 10 días y pudiendo además ocultarse fácilmente con maquillaje.

Blefaroplastia

La blefaroplastia es una técnica quirúrgica que corrige el exceso de piel y grasa en los párpados. La principal limitación de esta intervención para desarrollar una actividad social normal es la presencia de edema y equimosis (aspecto morado de la piel). Su presencia es relativamente frecuente y su intensidad muy variable, revolviéndose con rapidez al cabo de cinco a siete días. Los puntos se retiran al cabo de cinco a seis días.

Lifting

El rejuvenecimiento facial mediante una cirugía es lo que conocemos como lifting. Los pacientes que se someten a este tipo de cirugía deben de permanecer en la clínica bajo supervisión médica 24 horas.

Estos son algunos de los pasos a tener en cuenta:

  • El paciente puede mojar la zona al cabo de 48 a 72 horas.
  • Las suturas se retiran a los 7 u 8 días.
  • La presencia de piel amoratada es algo normal pero no suele prolongarse más allá de 10-15 días.
  • Es posible la aplicación de maquillaje a partir del 5º-6º día tras la intervención evitando la zona de las cicatrices.
  • La inflamación de los tejidos desaparece en su mayoría a lo largo de las primeras 2 semanas, si bien existen cambios menos perceptibles a lo largo de varias semanas.

En condiciones normales los pacientes pueden realizar una vida normal a las dos semanas de la cirugía.

Postoperatorio en cirugías faciales

Otoplastia

La otoplastia o cirugía de orejas se realiza con anestesia local y, tras la intervención, el paciente lleva un vendaje acolchado en forma de turbante durante tres o cuatro días. En este tipo de cirugía se emplean suturas que se reabsorben, por lo que no es preciso retirar ningún punto.

Mentoplastia

Esta cirugía tiene como finalidad aumentar la proyección de la mandíbula a nivel del mentón. Cuando el implante se coloca por vía endobucal, se debe de mantener una cuidadosa higiene de la cavidad bucal los días posteriores a la intervención.

La zona tratada permanece algo inflamada durante unos 8 días pero es una intervención poco dolorosa por lo que se puede reiniciar su vida laboral al cabo de dos o tres días. Tampoco es preciso retirar suturas, ya que se emplean hilos reabsorbibles.

Bolas de Bichat

Este tipo de cirugía, pensada para eliminar el exceso de tejido graso en la mejilla, es de corta duración y en 24 horas es posible incorporarse a la actividad habitual. No es necesario retirar puntos, la recuperación es rápida. El dolor, si existe, es de intensidad leve y corta duración, controlándose con analgésicos de uso habitual. El amoratamiento de la piel en esa zona es posible pero muy poco frecuente.

Como recomendación, es importante que los días posteriores a la intervención se cuide de forma especial la higiene bucal.

Todas estas intervenciones de cirugía y medicina estética en Asturias que realizamos en Clínica Fernández, se hacen con la máxima seguridad para el paciente. Puedes solicitar más información mediante este formulario de contacto o a través de nuestras redes sociales.

Hombres y cirugía

Hombres y cirugía 964 964 admin

La cirugía estética no es sólo para mujeres. Cada vez son más los hombres que deciden someterse a una intervención para conseguir el cuerpo soñado. Según los últimos datos ofrecidos por la Sociedad Española de Cirugía Plástica Reparadora y Estética (SECPRE), en 2015, el 12% de las intervenciones quirúrgicas se realizaron a hombres. Un porcentaje que crece y que no ha dejado de hacerlo durante la crisis, según los datos de SECPRE.

 Intervenciones más frecuentes en varones

Las liposucciones es el tratamiento que más eligen ellos a la hora de ponerse en manos del cirujano. En torno al 60% de los pacientes masculinos buscan eliminar el exceso de grasa mediante una liposucción. Los varones buscan eliminar los excesos en abdomen y flancos y lucir así un busto perfecto. También es frecuente la eliminación de la grasa localizada bajo el mentón, la denominada “papada”.

1446206388.jpg

La ginecomastia es un problema frecuente en los hombres que consiste en un desarrollo anormal de la glándula mamaria. A través de esta intervención es posible terminar con el exceso de grasa en las mamas y conseguir un torso masculino. Muchos varones se someten a este tipo de cirugía para eliminar un complejo, mejorar la actividad física o elegir libremente su ropa.

Además de la cirugía corporal, los hombres también recurren a la cirugía estética facial sobre todo para modificar el aspecto de su nariz, orejas o párpados.

 Muy común entre el público masculino son las otoplastias, para eliminar las orejas “de soplillo”. El procedimiento habitual consiste en dar unos puntos en la parte posterior del cartílago auricular que permiten plegar la oreja. Se utiliza anestesia local -excepto con niños- y no es especialmente dolorosa.

 La cirugía de nariz o rinoplastia termina con uno de los complejos estéticos más comunes y que más trastornos psicológicos ocasiona. De ahí que sea una de las intervenciones más demandadas. La rinoplastia no es una cirugía dolorosa y los riesgos son mínimos.

La cirugía de párpados o blefaroplastia consiste en retirar el exceso de grasa o piel bajo el párpado. Hablamos de las llamadas “bolsas” en los ojos que dan aspecto de cansancio y envejecen el rostro. La cirugía de los párpados se realiza habitualmente con anestesia local y sedación controlada por un anestesista.

En total, en el año 2015 se realizaron 65.000 operaciones de cirugía estética en España, según los datos de SECPRE. El 12% de las intervenciones quirúrgicas se realizaron a hombres y el 88% a mujeres, siendo el aumento de pecho la cirugía más demandada. En Clínica Fernández puedes consultar cualquier duda en este formulario de contacto o a través de las redes sociales.

Preguntas y respuestas sobre Blefaroplastia

Preguntas y respuestas sobre Blefaroplastia 784 523 admin

El contorno de los ojos es una de las zonas donde más se acusan los primeros signos de envejecimiento. En los párpados el exceso de piel y grasa (lo que comúnmente se denominan “bolsas”) restan juventud y dan a la mirada un aspecto cansado y triste.

La blefaroplastia es la cirugía destinada a corregir el exceso de grasa y piel que aparece en los párpados superior e inferior. Se trata de una intervención muy satisfactoria para el paciente, ya que permite rejuvenecer la mirada. En algunos casos también permite mejorar el campo de visión.

Lo que no sabias sobre la blefaroplastia

En este post aclaramos las dudas que con mayor frecuencia nos plantean nuestros pacientes sobre esta técnica quirúrgica.

¿Por qué se forman las bolsas bajo los ojos?

El músculo orbicular y el denominado septo orbicular ejercen un efecto de sujeción de la grasa orbitaria, que se localiza alrededor del globo ocular. Al debilitarse estos elementos, por la pérdida de elasticidad de los tejidos, la grasa protruye marcando las bolsas de los párpados inferiores.

¿Existe una edad ideal para operar los párpados?

Aunque el exceso de piel y grasa es más notorio con el paso de los años, no existe una edad más adecuada que otra para este tipo de cirugía. La aparición de bolsas bajo los ojos puede darse en edades más tempranas, existiendo con frecuencia un componente genético.

¿Esta cirugía cambia la forma de los ojos?

La blefaroplastia aumenta la vivacidad y expresividad natural de los ojos pero no debe cambiar su forma. En ocasiones se asocian otros procedimientos que permiten modificarla cuando el paso de los años ha alterado la posición normal de los párpados, recuperando el aspecto previo de los mismos.

¿Es posible eliminar las ‘patas de gallo’ en la misma intervención?

El objetivo de la blefaroplastia no es eliminar las denominadas ‘patas de gallo’. Para mejorarlas se puede recurrir a tratamientos no quirúrgicos complementarios, como el bótox, que actúa como relajante muscular, o el ácido hialurónico, un producto que, en pequeños volúmenes, permite suavizar determinadas arrugas.

¿Se pueden corregir otras patologías de esta zona?

La blefaroplastia es una intervención breve que permite mejorar el aspecto de los párpados en su conjunto y corregir alteraciones estéticas. La presencia de xantelasmas, unos acúmulos de tejido graso que se manifiesta como unas manchas de tono amarillo, pueden ser eliminados con una blefaroplastia. Otras patologías de la región como la proptosis (ojos saltones), la ptosis palpebral (párpado caído sobre la pupila), la retracción palpebral (párpado más elevado) o la laxitud del párpado inferior, precisarán de estudios previos complementarios y otras técnicas quirúrgicas dirigidos a su corrección.

¿Hay que prepararse previamente para esta operación?

Como parte del proceso previo a la cirugía debe realizarse un examen preoperatorio que incluya una analítica general con pruebas de coagulación y un electrocardiograma.

Tras la cirugía, ¿quedan cicatrices visibles?

Las cicatrices en los párpados se hacen coincidir con el pliegue del párpado superior de forma que con el tiempo serán imperceptibles. En el párpado inferior la cicatriz estará situada justo por debajo de las pestañas, llegando también a ser muy poco apreciable en unos días; las bolsas pueden eliminarse también por una incisión interna, a nivel de la conjuntiva, que no es visible externamente.

Al cabo del tiempo, ¿vuelven a salir las bolsas de nuevo?

La blefaroplastia ofrece resultados permanentes. La grasa que se elimina en el párpado inferior no vuelve a aparecer, por lo que su eliminación es definitiva; la necesidad de quitar exceso de piel en el párpado superior tras una cirugía previa es muy poco frecuente.

Si después de este artículo, tienes cualquier duda sobre la blefaroplastia, no dudes en ponerte en contacto con nuestro equipo. Somos expertos en cirugía estética en Asturias y te ofreceremos el asesoramiento que necesites.

Cambios de los párpados con la edad

Cambios de los párpados con la edad 900 600 admin

Una mirada joven y expresiva transmite un mayor grado de energía y vitalidad. El globo ocular en sí mismo no aporta expresión; esta función le corresponde a los elementos que lo rodean, es decir, la piel, grasa y músculos que integran la anatomía de los párpados. Además, tras nuestra experiencia en medicina estética en Asturias, sabemos que los cambios que aparecen en los tejidos de la zona lateral de la órbita, determinan igualmente el aspecto de nuestra mirada.

 El contorno de los ojos es una de las primeras estructuras que evidencian el paso de los años, reflejando los primeros signos de envejecimiento.

En líneas generales, los cambios que sufren los tejidos de la región periocular con la edad son:

-Pérdida de elasticidad de la piel. Esto origina un pliegue cutáneo en el párpado superior y, en algunos casos, cuando esta caída es muy acusada, puede llegar a reducir el campo visual.
-Debilitamiento de los tejidos. Algunas estructuras, como el músculo orbicular (localizado alrededor del ojo) y el denominado septo orbicular, ejercen un efecto de sujeción de la grasa orbitaria. Al debilitarse estos elementos, la grasa protruye, marcando las bolsas de los párpados inferiores.
-La cola de la ceja comienza a descender. Por efecto de la pérdida de elasticidad cutánea, la gravedad y el paso del tiempo, la cola de la ceja desciende, lo que empeora el aspecto de las arrugas laterales y la caída de piel del párpado superior.
-Aparición de arrugas de expresión. La contracción del músculo orbicular hace que, con el paso de los años, aparezcan en la zona externa del ojo las denominadas “patas de gallo”. Su presencia se ve favorecida por los cambios mencionados anteriormente (pérdida de elasticidad cutánea y muscular). Además, el efecto asociado a la contracción de otros músculos de expresión (los denominados corrugador y procerus) es la causa de la aparición de arrugas en el entrecejo; esto suele aportar a la mirada un aspecto que lo pacientes suelen calificar como de “fuerte” o “endurecida”.

Además de la edad, la genética, la tendencia a realizar determinados gestos, patologías médicas y otros factores externos como la sobreexposición solar o ciertos hábitos como el tabaco influyen en la evolución de estos signos, pudiendo aparecer a edades más tempranas.

Los signos de envejecimiento del contorno de ojos pueden atenuarse con tratamientos o cirugía. Cada caso requiere una valoración personalizada en función de las características y necesidades de cada paciente.

 La cirugía de los párpados o blefaroplastia tiene como finalidad corregir el exceso de grasa (bolsas) y piel de los párpados. Es una cirugía breve, bien tolerada por los pacientes y de resultados duraderos. El éxito de esta técnica radica en que, sin modificar la forma del ojo, se logra eliminar el aspecto cansado o envejecido de la mirada.

En contra de lo que se pueda pensar, la blefaroplastia no mejora las arrugas de expresión (las mencionadas patas de gallo o las arrugas del entrecejo).

Éstas en cambio mejoran con determinados tratamientos no quirúrgicos. Las infiltraciones con toxina botulínica, que actúa como relajante muscular, o el ácido hialurónico, que en pequeños volúmenes permite suavizar determinadas arrugas, son procedimientos cada vez más frecuentes que bien indicados proporcionan muy buenos resultados,

MEDICINA ESTÉTICA EN ASTURIAS

Preferencias de Privacidad

Al visitar nuestro sitio web, este recoge información, a través de cookies, para mejorar y analizar la experiencia del usuario. Aquí puedes desactivarlas si así lo prefieres.

Desactivar Google Analytics
Desactivar Google Fonts
Desactivar Google Maps
Desactivar vídeos incrustados
Política de privacidad
Nuestra web utiliza cookies de terceros para mejorar su experiencia. Puede definir sus preferencias o aceptar su uso.