¿Por qué tengo manchas en la piel? Causas, tipos y tratamientos para eliminarlas

Existe una gran diversidad lesiones cutáneas pigmentadas, lo que en términos coloquiales se denominan manchas. Algunas de ellas se deben a modificaciones en la producción de melanina, un pigmento natural que determina el color de nuestro cabello y piel. La melanina cumple además con la función de proteger la piel de los rayos ultravioleta.

Las células encargadas de sintetizar la melanina se denominan melanocitos. Cuando estos producen en exceso y la melanina no se distribuye de forma uniforme, sino que se acumula en determinadas zonas, provoca una hiperpigmentación que se manifiesta con manchas oscuras en la piel. A algunas de ellas nos referiremos en este artículo.

Manchas en la piel. Causas, tipos y tratamientos

El envejecimiento y una exposición prolongada y recurrente al sol son dos de las principales causas de la aparición de manchas.

Otros factores que se relacionan con su aparición son los cambios hormonales (como los asociados al embarazo), el uso de perfumes o medicamentos fotosensibilizantes o la exposición solar de cicatrices que aún están en periodo de maduración.

¿Qué tipos de manchas pueden aparecer?

Según sus causas existen diferentes tipos de manchas. Además, su origen nos permite detectar si pueden entrañar algún riesgo o sólo suponen una molestia estética. Es importante considerar su valoración por parte de un especialista, sobre todo cuando son de reciente aparición o se observa que presentan cambios con el paso del tiempo.

Algunas de las más habituales son:

Pecas o Efélides

Se trata de acumulaciones de pigmento marrón, redondeadas, que pueden localizarse en cualquier parte del cuerpo. Son más frecuentes en personas de piel blanca y se intensifican con la exposición solar.

Lunares o Nevus

Surgen por un aumento en el número de melanocitos. Suelen presentarse con formas y texturas diferentes en la piel. Es importante acudir con regularidad a un especialista para su control.

Léntigos o manchas solares

Suelen ser manchas marrones, redondeadas y planas que aparecen en zonas que han estado más expuestas al sol a lo largo del tiempo, como la cara, las manos y el escote.

Melasma

Algunas mujeres desarrollan este tipo de manchas como consecuencia de los cambios hormonales debidos al embarazo o al consumo de anticonceptivos orales. Son manchas marrones con forma plana e irregular. Se localizan principalmente en la cara, frente, mejillas y se vuelven más pronunciadas en verano. Tienden a desaparecer o atenuarse una vez reequilibrado el nivel hormonal.

Tratamientos para eliminar las manchas

Existen tratamientos estéticos que permiten mejorar de forma significativa el aspecto de determinadas manchas cutáneas. Los más empleados, por su seguridad y eficacia, son el peeling facial y el resurfacing con láser.

Ambos procedimientos tienen como finalidad “acelerar” el proceso de renovación natural de las capas cutáneas. Estas técnicas actúan sobre la epidermis y la parte más superficial de la dermis con el objetivo de eliminar las células dañadas y estimular su regeneración.

Tras la exfoliación, comienza un periodo de recuperación de la piel con un aumento del colágeno y las fibras elásticas, y la disminución de las células que producen la melanina.

Además de suavizar las manchas de la piel provocadas por el envejecimiento y la exposición prolongada al sol, estos procedimientos ayudan a mejorar las marcas de acné, cicatrices y arrugas finas. Todo esto se traduce en una piel más saludable, con más tersura y elasticidad.

Hay que tener en cuenta que cualquier tratamiento destinado a eliminar o a prevenir la aparición de manchas en la piel ha de complementarse con el uso de protector solar. Si necesitas más información o te gustaría concretar una cita con nuestro equipo, ponte en contacto con nuestro centro de medicina estética en Asturias.



N.R.S.- C.1.2/1248

Cerca de ti

A media hora de Gijón y Avilés
A 1 hora de León
A 2 horas de Santander

Acreditados por

This is a staging environment