Cirugía Facial

¿En qué consiste el lifting facial masculino?

¿En qué consiste el lifting facial masculino?

¿En qué consiste el lifting facial masculino? 768 509 Prisma

El envejecimiento facial es un síntoma propio del paso del tiempo que se produce como consecuencia dela pérdida de elasticidad y volumen de los tejidos.

Los efectos más frecuentemente asociados son la aparición de arrugas y pliegues cutáneos, así como la disminución en la definición del contorno facial y el cuello.

Suele decirse que los hombres envejecen mejor. Esto es debido a que el grosor de la dermis y la densidad de colágeno son mayores que en las mujeres, lo que aporta a la piel masculina un aspecto más firme.

En el hombre los signos de la edad suelen ser más visibles en el tercio inferior del rostro y en el cuello.

¿Eres un buen candidato para un lifting?

El lifting permite mejorar el aspecto facial devolviendo a los tejidos el tono cutáneo y los relieves de la cara que han ido desapareciendo con los años.

No todas las caras envejecen de la misma manera. Aunque la mayoría de los pacientes que se someten a un lifting se encuentran entre los 45 y 65 años, no existe una edad determinada para realizar esta intervención.

Los avances en esta técnica quirúrgica han llevado a una mayor personalización del tratamiento. Según las áreas de la cara y las características de los tejidos a tratar, se hace un mayor énfasis en unas determinadas zonas u otras.

Un examen médico previo permitirá a su cirujano establecer si es usted un buen candidato y el tipo de intervención adecuada para su caso.

¿El lifting facial es igual en hombres que en mujeres?

Antes y después (resultado es 8 meses después de la cirugía)

El objetivo del lifting facial es el tratamiento de la flacidez cutánea mediante el reposicionamiento de los tejidos.
No existen variaciones significativas en la técnica utilizada por cuestión de género, aunque la existencia de una piel más gruesa, la presencia de la barba o la distribución del pelo deben ser tenidas en cuenta por el cirujano.

Las cicatrices pueden variar entre sexos. La diferencia más importante se debe a la necesidad de preservar la posición de la patilla en la parte anterior de la oreja.

Para algunos pacientes es prioritario mejorar la zona del cuello. Existen diversas alternativas técnicas en función del grado de descolgamiento cutáneo, la pérdida de firmeza del tejido muscular, así como del acúmulo de tejido graso.

Los depósitos de grasa en esta zona a menudo provocan un aspecto más envejecido de lo que corresponde. Con frecuencia el procedimiento comienza con una pequeña liposucción en la zona del mentón, mediante una incisión de unos 3 milímetros. Según el caso puede estar indicado tensar los tejidos en la línea media mediante puntos de sutura internos. El exceso de piel se elimina en la línea de inserción del pelo por detrás de las orejas dejando cicatrices muy finas y difícilmente perceptibles.

El objetivo del lifting facial masculino es lograr un rejuvenecimiento de aspecto natural, en una sola intervención y sin signos de cirugía.

Si buscas una buena clínica estética en Asturias la has encontrado. En Clínica Fernández somos especialistas en cirugía y medicina estética. Si necesitas más información sobre este o cualquier otro tratamiento, ponte en contacto con nuestro equipo. Estaremos encantados de atenderte.

implantes en cirugía facial

Los implantes en cirugía facial: ¿Para qué se usan?

Los implantes en cirugía facial: ¿Para qué se usan? 1920 1674 Prisma

El rostro humano se conforma como un conjunto de facciones y estructuras que le otorgan una apariencia global más o menos equilibrada. Son los relieves óseos como el mentón y los pómulos los que contribuyen decisivamente a configurar esa apariencia. Los implantes en cirugía facial pueden solucionar problemas de desequilibrio en el aspecto del rostro.

Problemas a solventar con implantes faciales

En relación a los pómulos, su falta de proyección o su carácter plano, priva de armonía al óvalo facial y le confiere un cierto aspecto envejecido al rostro, al no equilbrar la transición entre  su parte alta, frente, cejas y ojos; y la baja, constituida por boca y mandíbula. Cuando esto se combina con una nariz resaltada o prominente, el desequilibrio se acentúa al otorgarle un mayor protagonismo a aquella.

Por otra parte, cuando nos encontramos ante una barbilla corta o mentón retraído, se produce una idéntica ruptura de la armonía facial. Algunos casos de barbilla retraída pueden incidir en la apariencia de otros rasgos como por ejemplo la boca, en el caso de caída de la comisura bucal que provoca ese aspecto triste tan caracterísitco. O bien, acentuar la sensación de un cuello demasiado corto, aunque su longitud sea la ordinaria.

Como expertos en Cirugía Estética en Asturias, somos conscientes de que los implantes faciales pueden resultar muy efectivos a la hora de reforzar la proyección de esas estructuras. De esta forma se solucionan los problemas antes mencionados, siempre con el objetivo de lograr un rostro en armonía.

Intervenciones complementarias

Los implantes en el mentón o los pómulos se presentan así como una herramienta fundamental en la cirugía estética facial. En ocasiones, este tipo de intervenciones correctoras se ven acompañadas de otras cirugías como el lifting, la cirugía de nariz o rinoplastia o la cirugía de los párpados blefaroplastia. De esta forma los resultados pueden llegar a ser altamente satisfactorios.

Materiales y técnicas habituales

Los implantes de silicona sólida suelen ser los más habituales, pero también se utilizan otros materiales como el Medpore o el Gore-Tex. Y para colocarlos, existe la posibilidad de recurrir a la vía endobucal que garantiza la ausencia de cicatrices perceptibles o, dependiendo de los casos, también se puede practicar el implante mediante una incisión mínima en la barbilla.

Lo habitual es que se realicen mediante cirugía ambulatoria, empleando anestesia local y una sedación al paciente. Esto permite obtener el alta en un plazo muy breve una vez realizada la operación de cirugía estética de pómulos o mentón. Es una intervención segura sin mayores complicaciones a priori. Si bien, es importante realizar el debido seguimiento para estar alerta ante  una infección o desplazamiento del implante, posible pero muy improbable.

Podemos concluir que las operaciones de implantes faciales son la mejor solución para definir la barbilla o los pómulos de forma segura si se quiere evitar el recurso frecuente a los rellenos faciales. En Clínica Fernández podrá encontrar el asesoramiento y el mejor equipo médico para este tipo de intervenciones.

Tipos de arrugas y su tratamiento estético

Tipos de arrugas y su tratamiento estético

Tipos de arrugas y su tratamiento estético 768 509 Prisma

Las arrugas en la piel son la manifestación más evidente del envejecimiento facial.

Con el paso de los años la piel tiende a hacerse más fina, seca y con menor elasticidad. Esto, unido a cambios en los tejidos más profundos como la pérdida de grasa, de músculo y del denominado tejido conectivo, provoca la aparición de las arrugas y pliegues en la cara y cuello.

¿Qué tipos de arrugas existen?

Seguro que alguna vez te has preguntado cómo se forman las arrugas en la cara. No todas las arrugas están asociadas al envejecimiento ni se tratan de la misma manera. El proceso de envejecimiento facial se debe a una combinación de factores intrínsecos como la atrofia de los tejidos, y de factores extrínsecos como la gravedad, el tabaco o la exposición solar.

Por ello, es necesario comprender cuál es la causa de las arrugas y qué cambios se producen en las estructuras del rostro para indicar el tratamiento estético más adecuado a cada persona.

Conoce los tipos y su tratamiento

Según su origen, podemos distinguir principalmente tres tipos de arrugas:

Arrugas dinámicas

Son las llamadas arrugas de expresión. Aparecen por la acción repetida de uno o varios músculos de la cara al realizar gestos como sonreír, fruncir el ceño o entreabrir los ojos. Las líneas localizadas en la frente, el entrecejo o alrededor de los ojos (patas de gallo) son ejemplos de este tipo de arrugas.
La relajación de determinados músculos en la zona del tercio superior de la cara mediante la aplicación de bótox permite reducir las arrugas de expresión en esta área.De forma preventiva, el bótox también evita que las primeras arrugas se hagan más profundas.

Arrugas gravitacionales

Son aquellas que se producen como consecuencia del efecto de la gravedad en el proceso de envejecimiento. Se van formando lentamente y se asocian a una progresiva pérdida de grasa y de tejido óseo. Se localizan en mejillas, párpados, la línea mandibular y el cuello.
Los tratamientos de resurfacing facial con láser y los peelings químicos permiten suavizar de forma significativa las arrugas de la región perioral, incluyendo el denominado “código de barras” y de las mejillas.

Arrugas mixtas

Aparecen por la acción combinada de varios factores: gravedad, acción muscular y cambios cutáneos. Mediante la infiltración de productos de relleno, como el ácido hialurónico,es posible mejorar la apariencia de este tipo de pliegues como los del surco nasogeniano y la comisura bucal.

Hay que recordar que los rellenos dérmicos no tienen la capacidad de elevar los tejidos que han ido descendiendo como consecuencia del tiempo y la gravedad. Por tanto, su uso no debe considerarse como un sustituto de la cirugía, siendo habitualmente un complemento de ésta.

Ponerse en manos de profesionales acreditados y con experiencia en el tratamiento de las arrugas faciales es clave para conseguir resultados naturales y satisfactorios. Solicita tu cita sin compromiso en nuestro centro de medicina estética en Asturias. Estamos en calle Bimenes, 18, Montecerrao, Oviedo.

estrechar la punta de la nariz en Oviedo

Estrechar la punta de la nariz con rinoplastia

Estrechar la punta de la nariz con rinoplastia 917 608 Prisma

Las intervenciones de cirugía de nariz o rinoplastia obedecen a muchas causas, y sus objetivos pueden ser muy diversos. Las razones para someterse a una rinoplastia son tan variadas que puede hablarse de intervenciones personalizadas para cada ocasión. Entre esas razones, las corrección de la forma de la punta de la nariz ocupa un lugar importante. Y más en concreto, la corrección de la punta nasal ancha. Estrechar al punta de la nariz con rinoplastia es una intervención frecuente y con resultados altamente satisfactorios, si se realiza por personal médico experto.

En la conformación estructural de la punta nasal, los cartílagos alares cumplen un papel decisivo. Unidos en forma de arco, estos cartílagos actúan de sostén y de dan su forma característica a cada nariz. Ambos se unen entre los orificios nasales, a lo largo de su pared divisoria. Y, dependiendo de su tamaño y posición, pueden ser los responsables de una punta de nariz más ancha o más estrecha. Y también de una nariz más o menos proyectada hacia afuera.

En las operaciones de rinoplastia para corregir una nariz ancha, deberá examinarse detenidamente la morfología nasal del paciente. Esto es esencial para decidir cómo afrontar este tipo de cirugía. Siempre se deben analizar todos los factores estructurales que influyen en la apariencia de la punta de la nariz, para corregir con precisión los aspectos deseados. La influencia de la nariz en el equilibrio y configuración del rostro hacen de cualquier tipo de rinoplastia una intervención delicada. En gran parte debido a sus implicaciones estéticas que es necesario definir y abordar con todas las garantías. La experiencia del cirujano plástico será fundamental.

Cuando el paciente presenta una separación muy acusada entre los cartílagos alares puede requerirse el empleo de suturas. Esto se hace con el fin de conseguir su aproximación y el consiguiente estrechamiento de la punta de la nariz (Caso 1). En otros casos, en los que dicha separación es menor, puede bastar con retirar una parte del cartílago y así lograr reducir la anchura de la punta nasal.

Otras veces,sucede que la punta de la nariz ancha se debe a que en su base existe ya una anchura mayor de la habitual, a causa de la apertura excesiva de los orificios nasales (lo que constituye una morfología frecuente en pacientes de origen afroamericano). En estos supuestos se produce una separación pronunciada tanto a nivel del cartílago como de la piel. Lo indicado puede ser entonces resecar una porción triangular de la piel y reducir así la anchura de la punta de la nariz (Caso 2).

Estas correcciones de la apariencia de la punta nasal responden todas a una misma finalidad. Conseguir estrechar la punta de la nariz considerada demasiado ancha para el gusto estético del paciente. En otras ocasiones es la proyección de la punta de la nariz la que se pretende corregir. Ambos son aspectos morfológicos muy concretos. Sin embargo, en las operaciones de nariz de cirugía estética lo normal es abordar simultáneamente diversos factores que influyen en la apariencia estética de la nariz. De hecho, es poco frecuente que las operaciones de rinoplastia se limiten tan solo a una intervención quirúrgica de la punta de la nariz. Aunque existen casos en que así ocurre.

Al igual que en el resto de operaciones de rinoplastia, el objetivo principal, al margen de corregir una punta de nariz ancha, es otro. Obtener una apariencia natural y en armonía con el resto de nuestros rasgos faciales para lograr unos resultados estéticos completamente satisfactorios.

En Clínica Fernández encontrarás un centro de referencia en operaciones de rinoplastia en Asturias, con un equipo médico especializado y de contrastada experiencia, y un personal que combina la calidad humana con un gran nivel profesional en el trato al paciente. Por eso el grado de satisfacción en este tipo de intervenciones es prácticamente total. Puedes plantearnos tus dudas ante intervenciones de este tipo si te pones en contacto con nosotros. Te atenderemos encantados.

postoperatorio de una rinoplastia

Cómo es el postoperatorio de una rinoplastia

Cómo es el postoperatorio de una rinoplastia 768 512 Prisma

Una rinoplastia es un procedimiento quirúrgico seguro y con un alto índice de satisfacción si está realizado por un cirujano plástico cualificado.

La rinoplastia es una de las intervenciones de Cirugía Estética que requieren mayor personalización. No existen dos rinoplastias iguales; con esta cirugía se busca adaptar la nariz a la estructura de cada paciente con el fin de lograr una mayor armonía y equilibrio faciales.

En la primera consulta se evalúa al paciente y se tratan cuestiones relativas a la cirugía. Una de las preguntas más frecuentes se refiere al proceso postoperatorio. Aunque la evolución puede variar de un paciente a otro, el cirujano debe explicar qué es lo que se puede esperar en los días o semanas posteriores a una rinoplastia.

Generalmente es una intervención que se realiza con anestesia local y sedación por lo que los pacientes pueden ser dados de alta una hora después de la cirugía. La necesidad de ingreso hospitalario es muy poco frecuente.

Cuidados tras una cirugía de rinoplastia

Al salir de quirófano los pacientes llevan colocada una férula termoplástica que ayuda a mantener la nueva forma de la nariz y disminuir la inflamación postoperatoria.

Excepcionalmente puede ser necesario colocar tapones durante un período de 3 a 4 días para evitar el sangrado.

En general, la rinoplastia no es una cirugía dolorosa, por lo que no se requieren analgésicos pautados.

¿Se produce mucha inflamación?

Como en todas las cirugías faciales, tras una rinoplastia se produce la inflamación de los tejidos de la cara. Pero más allá de la incomodidad que pueda suponer, es bien tolerada por los pacientes.

No suele precisarse medicación específica, como los antiinflamatorios o los corticoides, para acelerar el proceso de reabsorción del edema (líquido en los tejidos) ya que este se resuelve en pocos días. Si por la técnica empleada o las características del paciente se considera necesario, se le indicará al paciente la pauta de medicación a tomar.

Se aconseja a los pacientes que los primeros días del postoperatorio duerman con la cabeza algo más elevada que el resto del cuerpo; esto ayuda a que el grado de inflamación sea menor. Salir a caminar los días posteriores a la cirugía también favorece que la reabsorción de la inflamación sea más rápida.

¿Tendré muchos moretones?

Aunque existen variaciones individuales, al emplearse técnicas muy poco traumáticas para los tejidos, la presencia de piel morada (equimosis) suele ser menor de lo esperado por los pacientes.

En aquellos casos con predisposición a la aparición de moretones se establecen una serie de indicaciones que el paciente debe seguir antes de la cirugía para intentar reducirlos en la medida de lo posible.

Se aconseja evitar la exposición solar hasta la resolución completa de los hematomas ya que existe la posibilidad de que se pigmente la piel, proceso que tarda bastante tiempo en revertirse. Para ello basta con aplicar una crema con filtro solar durante ese tiempo.

No existen técnicas o aparatos “milagro” que eviten al cien por cien la aparición de moretones e inflamación. Su existencia tras una rinoplastia no supone una alteración en el resultado final. La forma final de la nariz depende esencialmente de las técnicas empleadas y de la experiencia del cirujano con el uso de cada una de ellas.

¿Cómo me veré al retirar la férula?

A nivel estético la principal inquietud del paciente consiste en cómo se verá al retirar la férula. Esto se realiza habitualmente a los 8 días.

Aunque en ese momento aún hay inflamación, las modificaciones en la forma y tamaño de la nariz ya serán perceptibles.

¿Qué otras cuestiones debo tener en cuenta?

Para la limpieza interna pueden emplearse soluciones salinas isotónicas o hipertónicas, según indique el cirujano, así como pomadas antibióticas para reducir el riesgo de infección e inflamación en la zona de la entrada a la nariz.

Una vez que la piel ha recuperado el aspecto y textura previos a la cirugía, a partir de la tercera semana, se podrá utilizar maquillaje y otros cosméticos como tiras adhesivas de limpieza de poros.

Las limpiezas de poros por compresión no deben realizarse hasta el tercer mes. Las gafas graduadas o de sol se podrán usar pocos días después de retirar la férula con determinadas precauciones.

Pueden transcurrir varios meses hasta apreciar el resultado definitivo de una rinoplastia. Es el tiempo necesario para que los tejidos se estabilicen y las cicatrices completen su proceso de maduración.

La cirugía de la nariz es una de las intervenciones en la que el cambio estético tiene una mayor repercusión psicológica. Si estás pensando en realizar este tipo de tratamiento y todavía tienes dudas, ponte en contacto con nuestro equipo de profesionales en rinoplastia en Oviedo. Estamos encantados de poder atenderte.

Técnicas de Rinoplastia en Asturias

Técnicas en operaciones de Rinoplastia

Técnicas en operaciones de Rinoplastia 917 608 Prisma
Una de las operaciones de cirugía estética más solicitadas sigue siendo la rinoplastia. Con estas intervenciones el cirujano persigue una mejora de la apariencia del apéndice nasal, corrigiendo alteraciones en sus proporciones y adaptando su forma o tamaño a los deseos del paciente. En la mayor parte de los casos se trata de corregir disfunciones o defectos ya sean congénitos o adquiridos, por ejemplo por algún tipo de traumatismo. Existen diferentes técnicas en operaciones de rinoplastia aunque pueden reducirse fundamentalmente a dos: la rinoplastia abierta y la cerrada.
Vamos a abordar aquí sus características principales. Desde la perspectiva de una clínica de cirugía estética con la experiencia de Clínica Fernández en operaciones de rinoplastia en Asturias, podemos afirmar que estas intervenciones no ofrecen mayores dificultades. Independientemente de las razones para someterse a una rinoplastia los cirujanos saben que su resultado debe traducirse en una nariz de apariencia natural y proporcionada, en equilibrio con los distintos rasgos de la fisonomía facial.  La mejor rinoplastia, según se afirma habitualmente por los profesionales de la cirugía estética, es la que logra que la nariz pase desapercibida en el rostro.

Que una rinoplastia se califique de abierta o cerrada depende del modo en que se accede al interior de la nariz por parte del cirujano. Ambos son procedimientos muy conocidos y que vienen practicándose desde hace mucho tiempo en cirugía estética. Son métodos indistintos, pues no condicionan el resultado, y suelen emplearse según la preferencia o mayor inclinación del cirujano por uno u otro.

1. Rinoplastia cerrada o cirugía endonasal


 Rinoplastia cerrada en Asturias

En esta intervención, se lleva a cabo el acceso a las estructuras y tejidos que se pretenden modificar desde el interior de los propios orificios de la nariz. Se realiza mediante una serie de incisiones en la mucosa nasal.

La rinoplastia cerrada exige un buen conocimiento de la anatomía nasal, precisión y suficiente experiencia en esta vía de abordaje.

Este procedimiento no deja ningún tipo de marca visible.

 

2. Rinoplastia abierta o cirugía nasal

 

 rinoplastia abierta en Asturias

 

A su vez, la rinoplastia abierta acomete realizando una incisión pequeña en la misma base de la nariz. Justo en lo que se conoce como columela, es decir, la porción de tejido cartilaginoso que separa los orificios nasales.  Entonces se procede a levantar los tejidos blandos que cubren la nariz y de esa forma, se consigue exponer los cartílagos de la punta y dorso nasal. Todo lo cual permite  obtener al cirujano una visión plena del área que va a ser operada.

Terminada la operación, el cirujano restituye la piel y el tejido nasal a su posición original y se procede al cierre de las distintas incisiones  practicadas. Por su tamaño y la zona en la que se realizan, las cicatrices apenas resultan perceptibles, pues quedan prácticamente ocultas a la visión de un observador de frente.

Suele recurrirse a la rinoplastia abierta como método para abordar casos  de deformidades considerables  en la punta de la nariz, y en algunos otros supuestos.

La cuestión de qué tipo de técnica de rinoplastia abordar quedará a criterio del cirujano plástico. Pues requiere una evaluación previa del caso, las necesidades del paciente y finalidad perseguida con la intervención. Siendo más indicada una u otra en función de estos criterios.

Todos aquellos interesados o con necesidad de someterse a una rinoplastia en Asturias cuentan con toda la experiencia de Clínica Fernández. Se trata de una intervención quirúrgica muy segura y con elevados niveles de satisfacción en cuanto a sus resultados por parte de los pacientes. Operarse de la nariz no tiene por qué ser una preocupación si se recurre a cirujanos plásticos con experiencia.

El origen de los guantes y mascarillas médicas

El origen de los guantes y mascarillas médicas 768 512 admin

La crisis sanitaria por el coronavirus ha puesto en valor gestos como el lavado de manos y el uso de guantes y mascarillas médicas para prevenir contagios. A día de hoy, todos salimos a la calle con mascarilla, por eso en este post queremos contarte cuál es el origen de los guantes y mascarillas médicas.

Mascarillas y guantes quirúrgicos, ¿de dónde vienen?

Hoy en día la importancia de estas rutinas diarias en la atención sanitaria es indiscutible. Sin embargo, hay que remontarse a tiempos remotos para conocer su historia y evolución.

En la Edad Media se creía que el baño favorecía la llegada de enfermedades porque ablandaba la piel y abría los poros a todo tipo de males. La peste bubónica o Peste Negra fue descrita como la epidemia más letal de la historia, que se extendió en Europa entre el siglo XIV y principios del siglo XVIII. En aquel tiempo se pensaba que la peste se contagiaba por vía aérea y que penetraba en el cuerpo por los poros de la piel. Por esta razón los médicos diseñaron una aparatosa indumentaria para atender a los pacientes. La vestimenta incluía una máscara diseñada con forma de pico de ave para impedir acercarse al aliento del infectado, y a su vez mitigar el olor con plantas aromáticas en la zona del pico.

En el Museo Alemán de Historia Médica de Ingolstadt se exhibe una auténtica máscara de médico de la peste del siglo XVI que se ha conservado a lo largo de los años.

De la antisepsis a la asepsia

Durante las primeras décadas del siglo XIX las tasas de mortalidad en los hospitales se disparaban debido a las pésimas condiciones en que se realizaban las operaciones. No fue hasta la segunda mitad del siglo XIX cuando las técnicas asépticas y el uso de indumentaria quirúrgica especial adquirieron relevancia. Con ello se consiguió eliminar la presencia de contaminantes causantes de las infecciones durante los procedimientos quirúrgicos.

El médico húngaro Ignaz Semmelweis, conocido como “el salvador de las madres”, descubrió en 1840 cómo el hecho de que los médicos se lavasen las manos en el hospital evitaba la muerte de mujeres parturientas al dar a luz. No contó con el respaldo de la comunidad científica, pero sentó las bases de la antisepsia sanitaria.

Sería el cirujano inglés Joseph Lister quien, con la ayuda de las pioneras revelaciones del químico y bacteriólogo francés Louis Pasteur, transformó la práctica médica.


Lister llegó a la conclusión de que la mayor parte de las infecciones contraídas en las heridas eran de origen bacteriano. Introdujo el concepto de asepsia en la práctica quirúrgica, utilizando las nebulizaciones con fenol para desinfectar el aire, el lavado de manos y la desinfección de la zona quirúrgica.

Además, Lister diseñó varios instrumentos quirúrgicos, realizó una mastectomía a su propia hermana -con cáncer de mama-, y llego a tratar a la reina Victoria de un absceso en la exila.

Guantes de goma, una historia de amor

El uso de guantes quirúrgicos se atribuye en 1890 a William Stewart Halsted, un médico estadounidense considerado como uno de los principales precursores de la cirugía moderna. Su ayudante de quirófano, Caroline Hampton, quedó incapacitada debido a una dermatitis provocada por los antisépticos que utilizaba. Halsted pidió a una conocida empresa fabricante de neumáticos que diseñara unos guantes de goma lo bastante finos como para permitir a la enfermera trabajar en quirófano. Poco después ambos sanitarios se casaban. A finales del siglo XIX el uso de los guantes quirúrgicos ya era obligatorio para médicos, cirujanos y enfermeras. En 1958 aparecieron los guantes de látex.

Por su parte, el cirujano rumano Mikulicz introdujo en 1897 las mascarillas de gasa tras demostrar la teoría de la infección por gotas. Fueron obligatorias en 1926 para evitar que los cirujanos contagiaran a los pacientes al toser o estornudar. A partir de 1950 las normas de seguridad en quirófano han sido más estrictas; en los años 80 comenzó a usarse la ropa desechable.

Estas y otras muchas aportaciones a lo largo de la historia han sido claves para configurar las actuales medidas y protocolos de seguridad en la prevención de infecciones en el ámbito sanitario y desde nuestro centro de medicina estética en Asturias ¡queremos que los conozcas!

Cómo mantener los resultados de un tratamiento

Cómo mantener los resultados de un tratamiento estético durante la cuarentena

Cómo mantener los resultados de un tratamiento estético durante la cuarentena 768 512 admin

La crisis sanitaria ocasionada por el coronavirus está teniendo un impacto global sin precedentes, con servicios paralizados y la población confinada.

Desde que se decretó el Estado de Alarma, nuestro centro ha reducido al máximo la actividad y puesto a disposición de las autoridades sanitarias sus recursos asistenciales.

Durante estos días de confinamiento los doctores han permanecido en contacto con los pacientes. Se han pospuesto consultas e intervenciones ya programadas, y realizado el seguimiento de pacientes operados. Asimismo, hemos mantenido nuestra actividad en redes sociales, ofreciendo información de interés y atendiendo a las dudas que nos transmiten nuestros seguidores y pacientes.

Mantener los resultados de un tratamiento estético en cuarentena

Una de las preocupaciones más habituales se refiere a cómo mantener los resultados de un tratamiento estético mientras se está en cuarentena.

En líneas generales, durante este periodo procurar que la piel esté hidratada e incorporar buenos hábitos como dormir bien. También seguir una dieta adecuada y evitar el tabaco suele ser suficiente para que la piel presente un aspecto saludable. Independientemente de haberse realizado o no un tratamiento estético.

Esto unido al hecho de estar menos expuestos a otros factores como la contaminación o el sol, puede ayudar a maximizar los resultados de algunos procedimientos de rejuvenecimiento facial, como el resurfacing facial con láser o los rellenos con ácido hialurónico.

Cómo mantener los resultados de un tratamiento¿Empeoran las arrugas si se tarda en repetir la aplicación de bótox?

La necesidad de repetir las infiltraciones de bótox lleva a algunas pacientes a preguntarse si las arrugas pueden empeorar al retrasar su aplicación o dejar de utilizarlo. Todas nuestras pacientes son informadas en consulta acerca de los resultados que se pueden conseguir con un tratamiento con toxina botulínica.

Para comprender cuánto duran los efectos del bótox hay que explicar que estos comienzan a ser apreciables a los 4 ó 5 días desde su aplicación, y llegan a su máximo a los 12-15 días después del tratamiento. Posteriormente existe un período de unas seis a ocho semanas en el que se mantienen los resultados. La mayor parte de los pacientes notan a partir de este momento una recuperación, lenta pero progresiva, de la contractilidad en las zonas tratadas. Esto no quiere decir que se pierda el efecto del bótox. Lo que ocurre es que se está regenerando la transmisión del nervio hacia el músculo. Este proceso termina de completarse a los 4-6 meses.

En ningún caso la desaparición del efecto implicará un empeoramiento de las arrugas con respecto al estado previo. Especialmente los pacientes que llevan varios años tratándose aprecian que, incluso en los momentos en los que el bótox ya no está activo, sus arrugas son menos visibles que antes de comenzar a realizarse este tratamiento varios años atrás. Esto es debido a que la piel, por el efecto de relajación muscular mantenido en el tiempo, va regenerándose y adquiriendo un aspecto más liso y saludable.

¿Sirven los suplementos de zinc para prolongar los efectos del bótox?

Algunos estudios asocian los suplementos con zinc con un mayor efecto en los resultados de la toxina. El zinc es un oligoelemento esencial para fortalecer el sistema inmunitario y tiene un efecto antioxidante sobre la piel. Sin embargo, no existen evidencias científicas que demuestren que ayuda a prolongar los efectos del bótox.

Por lo general, los tratamientos estéticos no precisan cuidados postoperatorios complejos, aunque conviene que su evolución sea controlada por el médico.

Ante cualquier duda, puede ponerse en contacto con nuestro equipo o concertar una cita en nuestro centro de medicina estética en Asturias para comenzar un tratamiento ahora que se ha reanudado la actividad en la clínica.

¿Cuánto duran los efectos del Bótox?

¿Cuánto duran los efectos del Bótox? 768 512 admin

El bótox es uno de los procedimientos no invasivos más populares por su efectividad para reducir las arrugas de expresión. Su uso estético está indicado para la musculatura del tercio superior de la cara (frente, entrecejo y patas de gallo). Pero, ¿cuánto duran los efectos del bótox? No se busca una parálisis completa de estos músculos, sino una relajación selectiva (neuromodulación) de determinadas zonas. Los resultados suelen ser muy satisfactorios para los pacientes, ya que consiguen un rostro más relajado y juvenil sin perder la expresión natural de la cara.

Toxina botulínica. ¿Cuánto dura su efecto?

El uso de toxina botulínica en medicina estética en millones de pacientes ha aumentado el conocimiento médico acerca de su comportamiento. Por ello se puede dar una información más precisa de lo que se puede esperar en cada caso particular. Existen cientos de estudios y miles de artículos publicados referentes a este producto. Uno de los elementos más estudiados es el aspecto cronológico de su acción.

Muchas personas se preguntan cuánto duran los efectos del bótox. La toxina botulínica es una proteína que se interpone entre las terminaciones nerviosas y el músculo, impidiendo su contracción. Este bloqueo es selectivo y reversible, haciendo su aplicación muy segura. El efecto comienza a ser apreciable a los 4 ó 5 días, y llega a su máximo a los 12-15 días después del tratamiento, por lo que no se aprecia un cambio brusco.

Posteriormente existe un período de unas seis a ocho semanas en el que se mantienen los resultados. La mayor parte de los pacientes notan a partir de este momento una recuperación, lenta pero progresiva, de la contractilidad en las zonas tratadas.

¿Quiere esto decir que se ha perdido completamente el efecto del bótox?

No. Quiere decir que se está regenerando la transmisión del nervio hacia el músculo. Este proceso termina de completarse a los 4-6 meses.

Los intervalos entre tratamientos no deben ser inferiores a tres meses. Está demostrado que la aplicación del bótox con un intervalo inferior al recomendado aumenta la posibilidad de que el organismo forme anticuerpos frente a esta sustancia, reduciendo o anulando su efecto en utilizaciones posteriores.

La práctica clínica, avalada por diferentes estudios, muestra que la utilización del bótox durante uno o más años prolonga la duración de los resultados. Inicialmente, puede estar indicado su uso cada 4 ó 5 meses pero lo habitual y a partir del segundo año, es aplicarlo cada 6 meses.

Cuánto duran los efectos del Bótox

¿De qué depende que los efectos del bótox duren más en unas personas que en otras?

Existen distintos factores pero el más importante se asocia a las diferencias en la musculatura facial entre unos pacientes y otros. El tipo de mímica facial, la edad o el sexo son aspectos a tener en cuenta. Todo ello hace se tienda cada vez más a tratamientos individualizados tanto en dosis como en lugar de aplicación de la toxina.

Aplicado por un médico especialista y en la dosis adecuada, el bótox permite obtener resultados predecibles y muy satisfactorios. Ponte en manos de los profesionales de nuestra clínica de medicina estética en Asturias. Solicita tu cita en el 985 220 244.

dejar de fumar antes de una operación

¿Tengo que dejar de fumar antes de una operación de cirugía estética?

¿Tengo que dejar de fumar antes de una operación de cirugía estética? 768 512 admin

En todo proceso quirúrgico es preciso completar una historia médica del paciente en la que se detallen las intervenciones previas, enfermedades o circunstancias que puedan condicionar el proceso de preparación de la cirugía o su evolución posterior. Una de las recomendaciones que el cirujano puede dar en la primera consulta de cirugía estética es dejar de fumar antes de una operación. También reducir el consumo de tabaco. Esta recomendación se extiende a otras variantes que puedan contener nicotina como parches, tabaco de mascar o cigarros electrónicos.

Eliminar o reducir el consumo de tabaco antes de una cirugía

La asociación de tabaco y cirugía estética cobra especial relevancia por los efectos adversos que se producen en el proceso fisiológico de cicatrización. Este termina resultando más lento y de menor calidad. Para una correcta cicatrización es necesario un correcto aporte sanguíneo que permita cerrar la herida en óptimas condiciones.

dejar de fumar antes de una operación

El tabaco provoca la vasoconstricción en los capilares sanguíneos, disminuyendo el aporte de oxígeno a los tejidos. Además la capacidad funcional de la hemoglobina, una molécula encargada de trasportar el oxígeno, se ve reducida.

Infecciones postoperatorias

Asimismo, los pacientes fumadores tienen mayor probabilidad de padecer infecciones postoperatorias. Esto se debe a un deficiente actividad del sistema inmunitario y un mayor riesgo de necrosis de tejido. Estas complicaciones se hacen más evidentes en intervenciones quirúrgicas que requieren movilizar extensas áreas de piel o en aquellos procedimientos que por su naturaleza, disminuyen el aporte sanguíneo a los tejidos, como la abdominoplastia y la reducción mamaria. En el lifting facial, la cicatrización anómala o la pérdida de piel en los bordes de la herida son complicaciones posibles y más frecuentes en pacientes fumadores. Aunque algunas de las técnicas empleadas en la actualidad en las intervenciones mencionadas previamente, buscan preservar en gran medida la vascularización de los tejidos, el tabaquismo supone un riesgo innecesario.

Generalmente, se recomienda que el paciente fumador suspenda el consumo de tabaco, como mínimo de dos a cuatro semanas antes de determinadas cirugías. El objetivo es disminuir la probabilidad de estas complicaciones (necrosis, dehiscencias de suturas e infecciones), y mejorar su cicatrización. Interrumpir el hábito de fumar también debe extenderse al postoperatorio durante un plazo mínimo similar.

En ocasiones el deseo de conseguir el mejor resultado posible tras la cirugía, sirve de estímulo para que el paciente abandone definitivamente el hábito de fumar.

A la hora de elegir un centro para realizar cualquier operación de cirugía estética en Asturias, póngase en manos de profesionales. Confíe en Clínica Fernández.

Preferencias de Privacidad

Al visitar nuestro sitio web, este recoge información, a través de cookies, para mejorar y analizar la experiencia del usuario. Aquí puedes desactivarlas si así lo prefieres.

Desactivar Google Analytics
Desactivar Google Fonts
Desactivar Google Maps
Desactivar vídeos incrustados
Política de privacidad
Nuestra web utiliza cookies de terceros para mejorar su experiencia. Puede definir sus preferencias o aceptar su uso.